Texas
VERANO. Las altas temperaturas traen retos/Pixabay

Una ola de calor se hará sentir este fin de semana al noreste de Estados Unidos, con posibles nuevos récords de temperatura en un área que concentra a más de 35 millones de personas.

De acuerdo con autoridades, se estima que la ola de calor genera picos desde Virginia hasta New Hampshire.

No es cualquier cosa. Según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS), la ciudad de Boston (Massachusetts) podría vivir este domingo altas temperaturas de hasta 96 grados. El máximo histórico alguna vez registrado en el mes de mayo en el área es de 97 grados, que se estableció el 26 de dicho mes en el año 1880. Entretanto, en Worcester, se prevén temperaturas de 88 y 90 grados el sábado y domingo.

  • Mientras, en Richmond, Virginia y Filadelfia, expertos apuntan a temperaturas de con un máximo de 97 grados; sin embargo, la sensación podría ser de 100 grados dada la humedad.
  • Baltimore, en Maryland, también pasará por picos de temperatura. La ciudad será epicentro del Preakness Stakes, segunda carrera de la triple corona de hipismo, en donde se estiman 91 grados.
  • Como si fuera poco, una tormenta podría afectar el oeste de Nueva York y Nueva Inglaterra en las próximas horas.

Las voces de lado y lado. "Dado que esta será la primera ola de calor del año, es importante ser realmente consciente de estar al tanto de cualquier enfermedad por calor o síntomas relacionados con el golpe de calor y ser especialmente cauteloso con ellos y tener agua adicional a mano para combatirlo", comentó Aaron Swiggett, meteorólogo de la oficina del NWS.

  • "El calor es un asesino furtivo", agregó Chesnea Skeen, meteoróloga de la oficina del NWS en Baltimore/DC. "Mucha gente no lo ve como una gran amenaza, pero en realidad es uno de los mayores asesinos en lo que respecta al clima extremo".

Fuente principal de la noticia: CNN