Juan Carlos I volvió el lunes 23 de mayo al Palacio de la Zarzuela, casi dos años después de su marcha a Abu Dabi, para reencontrarse durante unas horas con Felipe VI, con la reina Sofía y con otros miembros de la familia antes de volver al emirato por la tarde. | Foto: EFE/ Rodrigo Jiménez.

Entre aplausos, Juan Carlos I llegó este lunes 23 de mayo al Palacio de la Zarzuela en Madrid, para reencontrarse con el actual monarca español, Felipe VI, en una reunión entre padre e hijo.

Juan Carlos I visita España tras dos años en Abu Dabi. No deja de ser polémica su llegada, teniendo en cuenta que se esperaban explicaciones o disculpas que, de momento, no han tenido lugar.

Desde que se fue a los Emiratos Árabes Unidos en agosto de 2020, cuando recaían sobre él sospechas de blanqueo y corrupción, Juan Carlos I no había visto personalmente a su esposa Sofía, de la que ya estaba distanciado; ni a su hijo, quien ha tratado desmarcarse de su padre.

Las investigaciones sobre el rey emérito fueron archivadas, entre otros motivos, por la inviolabilidad del anterior jefe de Estado y porque los posibles delitos habían prescrito, algo que exacerbó la polémica por su regreso, reseñó AFP.

La llegada de Juan Carlos I a Madrid

El rey emérito llegó a Madrid tras pasar unos días en la localidad gallega de Sanjenjo, donde disfrutó con amigos del deporte de la vela. 

La Casa del Rey catalogó la reunión como “un encuentro familiar en el ámbito privado”. Por lo que no lo ha incluido en la agenda de actividades oficiales de Felipe VI, reseñó el portal es.euronews.com.

Tampoco se informó sobre los participantes. Puesto que en el comunicado emitido el pasado miércoles por la Jefatura del Estado solo se indicaba que Juan Carlos I vería a su hijo, a doña Sofía y a “demás miembros de su familia” sin más detalles.

Se da por hecho que estará la reina Letizia, quien no tiene ninguna actividad oficial programada; y la infanta Sofía, no así la princesa Leonor al estar en el internado de Gales (Reino Unido) en el que estudia.

A Juan Carlos I nunca lo visitó Felipe VI en su exilio y, oficialmente, nunca habló por teléfono con él hasta la semana pasada. Acordaron esta visita que concluirá con el regreso este lunes a Abu Dabi tras esta jornada familiar a la que la Casa Real dio rango de privada.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.