Pebbles
"¡Pebbles es oficialmente el perro vivo más antiguo!". Foto: Instagram / pebbles_since_2000

Pebbles, la perrita de raza Toy Fox Terrier, fue reconocida por el récord Guinness como la más longeva del mundo.

La toy nació el 28 de marzo del 2000, sobrepasando la marca promedio de edad, según Red Canina. Asimismo, Pebbles superó y robó el récord que tenía TobyKeith, otro canino que actualmente era el más viejo.

Dado los datos que registran la cantidad de edad que viven los perros, estos indican que las razas grandes suelen vivir aproximadamente 10 años y las pequeñas pueden llegar hasta los 20.

Bobby y Julie Gregory, quienes son los dueños de Pebbles, viven en Carolina del Sur, cuando estaban sentados viendo la noticia y se dieron cuenta su mascota era mayor.

“Bobby estaba sentado en el sillón y los amigos y familiares comenzaron a enviar mensajes de texto y a llamar por una noticia que habían visto sobre un perro de 21 años que había conseguido el récord”, explicó Julie.

Por lo que Julie se contactó de manera inmediata con las personas del libro Guinness de los récords para inscribir a la perrita.

La pareja de casados contó a Guinness World Records que Pebbles siempre ha sido de carácter dominante y que suele ser amable y tranquila.

La historia de Pebbles: El amor es la clave

Los Gregory, narraron que, en el 2000, estaban en búsqueda de una mascota de raza grande, pero en lugar de ello encontraron a Pebbles.

“Ella saltaba y ladraba tanto hacia Bobby que él no tuvo más opción que levantarla y verla. Fue un amor instantáneo en cuanto se conocieron”, declaró Julie.

Pocos saben, pero sus dueños explicaron a los del récord guinnes que la toy enviudó en 2017. Su pareja se llamaba Rocky, de 16 años y era de la misma raza. Los perritos tuvieron 24 crías en tres camadas diferentes.

Con respecto a los cuidados que han tenido para que su mejor amiga continúe con vida, la pareja comentó:

"Tratarlos como si fueran de la familia, porque lo son. Darles un entorno feliz y positivo en la medida de lo posible, una buena comida y una atención sanitaria adecuada".

Fuente principal de la noticia: El Heraldo