tom cruise top gun maverick
La película busca atraer a la audiencia joven, pero también a personas mayores que vieron hace 36 años la precuela en las salas de cine. Credit: Skydance Productions

Estrenada el 27 de mayo, la película Top Gun: Maverick rompió taquillas al recaudar 156 millones de dólares en sus primeros cuatro días de lanzamiento en Estados Unidos y Canadá. La secuela del filme de Tony Scott de 1986 en pocos días se convirtió en la película más exitosa que ha portagonizado Tom Cruise.

La historia del capitán Pete "Maverick" Mitchell, quien está sirviendo como piloto de pruebas de la Marina de los Estados Unidos, se estrenaría en junio de 2020 pero fue postergada por la pandemia de COVID-19. Actualmente la película está reproduciéndose en 4,732 cines de América del Norte.

Este es el debut más grande en la historia del Día de los Caídos, superó a Piratas del Caribe: en el fin del mundo que se estrenó con $153 millones durante el fin de semana largo de 2007.

La compañía estadounidense de cine y televisión Skydance Productions esperaba que Top Gun: Maverick finalizara este fin de semana largo con 151 millones de dólares, pero el domingo la recaudación superó lo esperado, esta es una suma impresionante porque la película no se proyecta en territorios taquilleros claves como China y Rusia.

Top Gun: Maverick contó con un presupuesto entre 150 y 170 millones de dólares, y unos 100 y 125 millones de dólares  en promoción, aunque este no incluye su ostentoso estreno en el Festival de Cannes que culminó con ocho aviones de combate sobrevolando la Croisette, espectáculo que fue hecho por la Fuerza Aérea Francesa.

El despegue de Tom Cruise

Aunque su talento traspasa pantallas, Tom Cruise no es conocido por participar en películas con estrenos exitosos, antes de Top Gun: Maverick, su mayor debut nacional fue en 2005 con War of the Worlds de Steven Spielberg, que se estrenó con 64 millones de dólares.

En 2018 estrenó Mission: Impossible - Fallout con 61 millones de dólares. Esto no significa que las películas en las que haya participado no hayan sido famosas o hagan dinero a largo plazo, sino que no suelen recaudar grandes cantidades de dinero en su primer fin de semana de estreno.

La película busca atraer a la audiencia joven, pero también a personas mayores que vieron hace 36 años la precuela en las salas de cine. Cruise, de 59 años, se caracteriza por hacer actuaciones limpias y arriesgadas en las que muchas veces prescinde de actores de doblaje para llevar a cabo sus hazañas.

En este caso, según Bloomerang, por petición de Cruise para que la película fuese más real la productora le pagó a la marina estadounidense 11.374 dólares por hora para usar sus cazas F/A-18 Super Hornets en la grabación del filme.

Y aunque la condición de este cuerpo de seguridad fue que los actores no usaran los controles de mando de los cazas, para el actor era muy importante que él y sus compañeros supieran volar por lo que recibieron clases de pilotaje de aviones de combate.

Además, hace una semana antes del estreno de la película en Cannes, Tom Cruise dio una charla sobre su pasión por el cine y dijo que aunque entiende el negocio de las producciones streaming, defiende a capa y espada que las películas sean estrenadas en las salas de cine.

“Las películas tienen que verse en salas. Allí te sientes parte de una comunidad, compartes la experiencia. Conozco el negocio, pero me gusta la experiencia de hacer películas para la gran pantalla y de largo recorrido en la cartelera. El cine es mi pasión. Por eso veo los estrenos con gente en las salas. De verdad, me pongo una gorra y voy como uno más”, dijo el actor.

Con información de Variety y El País.