Los Ángeles
Foto: Archivo ETL

El próximo 7 de junio se celebrarán las primarias en California, y la batalla por el control de la ciudad de Los Ángeles se ha reducido a un enfrentamiento entre el multimillonario exrepublicano Rick Caruso y la legisladora demócrata de la Cámara de Representantes Karen Bass.

Axios desglosa parte por parte las implicaciones que podrían tener los resultados para la disputa por la alcaldía de la segunda ciudad más grande de Estados Unidos si la base demócrata decide escoger a Caruso, un demócrata recién declarado conocido por construir algunos de los centros de compras más importantes de la ciudad, sobre Bass, quien fue considerada por Biden como una posible vicepresidenta en 2020.

¿Cómo se ve la carrera por la alcaldía de Los Ángeles?

Caruso ha hecho de la crisis de las personas sin hogar y del crimen las piezas centrales de su campaña. El empresario ha prometido contratar 1.500 policías adicionales para esto. Bass está abordando los mismos problemas desde una perspectiva diferente.

  •  “(A las personas sin hogar) los tomamos y luego los devolvemos a la calle”, dijo Bass en un foro organizado por la emisora KCRW el 20 de mayo. “Tenemos que construir las instalaciones. Este es el problema que se remonta a Reagan cuando desinstitucionalizamos las instalaciones. No construimos las instituciones comunitarias con las que nos comprometimos”.
  • El historial de Caruso de crear “espacios realmente agradables, limpios y seguros donde a la gente de todas las ideologías le gusta ir” puede funcionar a su favor en este aspecto. Además las encuestas también sugieren que Caruso es popular entre muchos votantes latinos.
  • “Rick no es una alternativa republicana”, dijo el estratega republicano Rob Stutzman. “Se fue del partido hace bastante tiempo. Siempre ha sido más independiente”.

¿Por qué es importante?

Los Ángeles es uno de los principales centros de poder demócrata de Estados Unidos. Pero con el aumento del crimen y la falta de vivienda fuera de control, los votantes del partido pueden estar lo suficientemente descontentos como para apoyar a Caruso, un empresario y exrepublicano de larga data que forma parte de la junta de la Fundación Presidencial Ronald Reagan, para ser su próximo alcalde.

  • Una candidatura de Caruso en noviembre sería un shock para todo el partido demócrata y confirmaría la teoría de que incluso los votantes de lugares típicamente azules rechazan las políticas actuales de sus representantes. Sin embargo, incluso si llega en segundo lugar podría mantenerse en la carrera para noviembre.
  • Con una docena de nombres en la boleta electoral y algunas encuestas que colocan a Bass, de 68 años, una mujer negra, y a Caruso, de 63, codo a codo, ninguno tiene un camino fácil para despejar el 50% necesario para evitar una segunda vuelta.
  • Algunos demócratas incluso se han preocupado en privado de que Caruso pueda ganar por completo en primera instancia. Ha gastado unos $37.5 millones de su propio dinero para su campaña. La campaña de Bass recaudó $3.5 millones y recibió $1.1 millones en contribuciones equivalentes.

¿Qué opinan los estrategas?

  • Bill Carrick, un estratega demócrata de California cuyo candidato se retiró, resumió la contienda de esta manera: “Obviamente, a Karen Bass le gustaría poner a Rick Caruso en una casilla republicana, o incluso en una casilla de Trump. Pero hasta ahora eso no ha sucedido”.
  • Stutzman le dijo a Margaret Talev de Axios que la dinámica más amplia de la desesperación de los votantes se está desarrollando en otras campañas en California, incluidos los esfuerzos para destituir a los fiscales de distrito en San Francisco y el condado de Los Ángeles.
  • Garry South, otro consultor demócrata del estado, espera que la contienda avance a una segunda vuelta que será decidida por un electorado enojado. “Incluso aquí en el oeste de Los Ángeles, fuertemente demócrata, hay frustración porque la ciudad no ha lidiado con la situación de las personas sin hogar”, dijo. “Es bastante grave. Todos los pasos subterráneos están ocupados. Hay carpas en todos los parques. No puedes caminar por la acera”.

Con información de Axios