No solo un "feliz cumpleaños": en la cumbre de la UE, el presidente francés, Emmanuel Macron (dcha.) tiene preguntas críticas para Viktor Orbán.

La cumbre de la UE acomoda a Hungría y decide un embargo petrolero a medias contra Rusia, salvando la unidad del bloque. ¿Y ahora qué? Bernd Riegert informa desde Bruselas. 

Viktor Orbán, el primer ministro húngaro, cumplió años este 31 de mayo y recibió un importante regalo político de la UE. Hungría, Eslovaquia y la República Checa estarán inicialmente exentos del embargo de la UE sobre el petróleo ruso que se entrega por oleoducto.

Durante semanas, Orbán se opuso con éxito a sanciones más duras contra Rusia, pues su país depende completamente del oleoducto "Druzhba". A través de ese oleoducto "de la amistad" —un nombre que parece bastante anticuado hoy—, la Unión Soviética abastecía de petróleo a los antiguos estados aliados comunistas.

Se llegó a un compromiso en la noche: la prohibición de compra, que debe cumplirse progresivamente hasta finales de año, se refiere ahora solo al petróleo ruso que se suministra a través de puertos marítimos. Así que Viktor Orbán retiró su amenaza de veto.

La sexta ronda de sanciones drásticas contra Rusia, país que ha estado impulsando una guerra de agresión contra Ucrania durante tres meses, ya puede concretarse. El resultado alivia a los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en su cumbre especial sobre Ucrania, en Bruselas: se ha preservado la unidad y la capacidad de actuar de la UE.

Buen póquer de última hora

Fue "el póquer de negociación típico de la UE, que termina funcionando a última hora", se tranquilizan algunos diplomáticos de la UE. Otros, ven grietas bastante claras en la unidad del bloque. El primer ministro letón, Krisjanis Karins, por ejemplo, advirtió que, en tiempos de guerra, la UE no debe perderse en detalles de las preocupaciones húngaras. Para él, todo debe depender "del panorama general".

De momento, sigue fluyendo: petróleo ruso en el oleoducto "Druzhba", hacia Hungría.

El jefe de Gobierno letón se sintió aliviado de que la decisión unánime necesaria para imponer al menos un embargo parcial de petróleo aún fuera posible. Sin embargo, está claro que Rusia solo se vería realmente afectada por un embargo energético total:

"Necesitamos sanciones completas e inmediatas sobre el carbón, el petróleo y el gas. Estamos avanzando juntos lo más rápido posible. Es importante que permanezcamos juntos, que estemos unidos", dijo Karins, y habló de un "paso fantástico" en la dirección correcta, para dificultar que Rusia financie la guerra.

Efectos limitados de las sanciones

Obviamente, el impacto del limitado embargo petrolero será también limitado. No entrará completamente en vigor hasta finales de año. Y deben perderse dos tercios de las exportaciones de petróleo hacia la UE; lo que, según cálculos de la agencia Bloomberg, supondrá una pérdida de unos 10.000 millones de dólares en ingresos para el erario ruso.

Pero las exportaciones de petróleo de Rusia solo se reducirán al 10 por ciento del volumen actual cuando Alemania y Polonia dejen de comprar voluntariamente petróleo crudo del "oleoducto de la amistad", como se anunció.

Por cierto, Bulgaria y Croacia también agenciaron excepciones, a la sombra de los rebeldes húngaros. Tendrán períodos de transición más largos para cumplir con el embargo petrolero.

Mikhail Krutikhin, experto en petróleo con base en Oslo, aseguró a DW que la pérdida de ingresos podría ser mayor para el presupuesto estatal ruso: de alrededor del 25 por ciento, lo que representaría unos 50 mil millones de dólares, a finales de año, puesto que la venta de petróleo a Asia resulta difícil.

Otros economistas señalan, sin embargo, que no existe una conexión directa entre el negocio energético y la financiación de la guerra de agresión rusa. Los soldados y las armas fabricados en Rusia seguirían pagándose en rublos, que el Kremlin podría imprimir por sí mismo a través del Banco Central de ese país.

El embajador de Ucrania en Alemania, Andrij Melnyk, calificó el embargo de petróleo como un "medio paso". Demasiado dinero de los acuerdos energéticos continúa fluyendo hacia el cofre de guerra ruso, critican constantemente los políticos ucranianos. Lo que es seguro, no obstante, es que, como resultado del embargo, los precios de la energía seguirán aumentando para los consumidores en Europa y que la presión inflacionaria no disminuirá.

Cuando se trata de energía, las cosas se ponen serias

Parece casi surreal que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, tuviera que amonestar a la cumbre de la UE para resolver la disputa sobre el embargo de petróleo. "Las disputas internas solo conducen a que Rusia aumente la presión sobre Europa”, dijo en su mensaje de video a los reunidos en Bruselas.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, pidió que se reflexione detenidamente sobre las consecuencias de las sanciones: "La energía es un asunto serio. No es un juego de niños. Eso significa que primero necesitamos las soluciones y luego las sanciones. Hasta ahora, siempre hemos decidido las sanciones para luego pensar en sus consecuencias y las posibles soluciones. Pero la energía es riesgosa. Esto es serio."

Ya se ha decidido la eliminación gradual del carbón y el petróleo rusos. Sin embargo, en lo que se refiere a las sanciones a las importaciones de gas natural, Austria, Italia, y sobre todo Alemania, declaran que solo en unos años será posible despedirse completamente del gas ruso sin causar daños graves a la propia economía.

Pero Polonia y los Estados bálticos, así como Ucrania, exigen una salida inmediata del suministro de gas ruso. Según información del Consejo de Embajadores de la UE, ya se está preparando un séptimo paquete de sanciones contra Rusia. Sin embargo, ese paquete no incluiría al gas natural, sino más barreras comerciales, y obstáculos para las empresas y los bancos rusos.

África, preocupada por las importaciones de cereales

El líder de la Unión Africana (UA), el presidente senegalés Macky Sall, conectado como invitado a la cumbre de la UE a través de un enlace de video, pidió también que se consideren las consecuencias de las sanciones.

La decisión de desvincular al estatal "Sberbank" ruso del sistema de pago Swift está dificultando que los países africanos paguen sus importaciones de cereales o fertilizantes de Rusia. Según Sall, eso exacerbará la crisis alimentaria en África, que sufrirá asimismo el cese de las entregas de cereales desde Ucrania. Así que Sall instó a la UE a trabajar con África para encontrar una solución.

El canciller Scholz, en Bruselas: toda la responsabilidad para Rusia y su presidente.

No se debe confundir causa y efecto, le respondió a Sall, indirectamente, el canciller alemán, Olaf Scholz, en su conferencia de prensa: "Hay una razón por la que muchos ciudadanos en el mundo tienen dificultades para alimentarse. Esa es la guerra de agresión rusa contra Ucrania (…). La responsabilidad de los peligros que se nos avecinan recae claramente en Rusia y su presidente. Por eso, es tan importante que intensifiquemos nuestros esfuerzos para permitir la exportación de cereales de Ucrania".

De ahí que la UE y la Unión Africana apoyen la iniciativa de las Naciones Unidas de abrir a las exportaciones de cereales los puertos ucranianos del Mar Negro, bloqueados por Rusia. La UE está trabajando en rutas terrestres alternativas hacia el oeste, para sacar el grano de Ucrania. Con este fin, se reducirán al mínimo los trámites aduaneros para los camiones, lo que hasta ahora no ha funcionado bien en la práctica en las fronteras de la UE con Ucrania.

Los depósitos están llenos de trigo en Ucrania, pero el atacante ruso bloquea las exportaciones.

Manzana de la discordia para la próxima cumbre

En la próxima cumbre de la UE, a fines de junio, los jefes de Estado y de Gobierno quieren decidir si Ucrania, Georgia y Moldavia pueden ser admitidas en la comunidad, cómo y cuándo. Los Estados miembros del este de la UE piden actuar con rapidez. Pero grandes contribuyentes netos, como Alemania, Francia e Italia, tiran del freno. De modo que esta será otra prueba de la capacidad de la UE para llegar a consensos.

(rml/cp)