La fórmula para bebés podría reaparecer en tres semanas
Trabajadores descargan un avión de FedEx que transporta el segundo cargamento de leche de fórmula para bebés en el marco de la operación "Fly Formula" en el aeropuerto de Dulles en Chantilly, Virginia, Estados Unidos, el 25 de mayo de 2022 | FOTO: EFE/EPA/JIM LO SCALZO

La planta de fórmula para bebés de Abbott Nutrition, que fue cerrada en febrero, reabrió este sábado para aliviar una escasez de suministro que podría impactar al país durante el verano. La fábrica fue cerrada debido a la contaminación. 

El cierre provocó problemas en el suministro de fórmula para bebés que ha obligado a los padres a recurrir a los bancos de alimentos para poder obtener la leche para sus hijos.  

  • Abbott dará prioridad a la producción de sus fórmulas especiales EleCare para bebés con graves alergias alimentarias y problemas digestivos que tienen pocas otras opciones de nutrición. 
  • La compañía advirtió que pasarán unas tres semanas antes de que el producto de la planta empiece a aparecer en los estantes de las tiendas.
  • Esta es una de las acciones federales que busca que el suministro de la fórmula para bebés mejore en las próximas semanas. 
  • La retirada por parte de Abbott en febrero de varias marcas líderes, entre ellas Similac, ha reducido los suministros que ya se habían visto afectados por las interrupciones de la cadena de suministro y la acumulación de existencias durante los cierres de COVID-19.
  • "Vamos a aumentar la producción tan rápido como podamos, cumpliendo con todos los requisitos", dijo Abbott en un comunicado.

La fórmula para bebés escasea

Debido a la ausencia de la fórmula para bebés en los anaqueles de todo el país, la administración del presidente Joe Biden suavizó las normas de importación para los fabricantes extranjeros, ha transportado por aire la fórmula desde Europa y ha invocado las normas federales de emergencia para dar prioridad a la producción estadounidense.

  • La escasez ha sido más grave para los niños con alergias, problemas digestivos y trastornos metabólicos que dependen de fórmulas especiales.
  • Abbott cerró la fábrica de Sturgis (Michigan) en febrero, después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) comenzara a investigar cuatro infecciones bacterianas entre los bebés que consumieron leche de fórmula en polvo de la planta. Dos murieron. 
  • La empresa sigue afirmando que sus productos no se han relacionado directamente con las infecciones, que implicaban diferentes cepas bacterianas.
  • Abbott es una de las cuatro empresas que producen alrededor del 90% de las fórmulas estadounidenses.
  • Reckitt y Gerber también han incrementado la producción, poniendo en marcha sus plantas las 24 horas del día y obteniendo más leche de fórmula en instalaciones alternativas.

Fuente principal de la noticia: AP