muerte de George Floyd
JUSTICIA. El afroamericano fue asesinado en 2020/EFE

El juicio a celebrarse en el estado de Minneapolis contra dos expolicías acusados por la muerte de George Floyd en el año 2020 se retrasó y comenzará el próximo año. Peter Cahill, juez del condado de Hennepin ordenó que el proceso contra Tou Thao y J. Alexander Kueng inicia al menos hasta el 2023.

Sería, en principio, el 5 de enero del próximo año cuando comience el juicio contra los antes mencionados, quien han sido apuntados como responsables de la muerte del afroamericano el 25 de mayo de 2020, cuando se encontraban junto a Derek Chauvin, el oficial que puso su rodilla sobre el cuello del hombre en un arresto que terminó en homicidio.

Lo que sabemos. Se esperaba que el proceso contra los antes mencionados comenzara el 13 de junio; sin embargo, el magistrado tuvo la última palabra. De acuerdo con Cahill, el reciente acuerdo de culpabilidad por parte de un tercer oficial podría crear la "probabilidad razonable de un juicio injusto".

  • Sobre Thao y Kueng pesan los cargos de ayudar e instigar en asesinato y ayudar e instigar en homicidio involuntario.
  • Los abogados defensores de los expolicías presentaron una moción para el cambio de sede; sin embargo, el juez rechazó el recurso.

Sin filtro. En su fallo, el magistrado señaló que “estos dos eventos recientes y la publicidad que los rodea son significativos en (que) podría hacer que sea más difícil para los jurados suponer que Thao, de 35 años, y Kueng, de 28, son inocentes de los cargos estatales”.

  • La decisión de posponer el juicio debería "disminuir el impacto de esta publicidad en el derecho y la capacidad de los acusados ​​de recibir un juicio justo por parte de un jurado imparcial e imparcial".

¿Por qué es relevante?. El asesinato de George Floyd desató numerasos protestas en el país cuyo norte era el mismo: justicia racial. Las movilizaciones estuvieron acompañadas del rechazo a la muerte del afroaemricano y llevó a una exhaustiva investigación en el cuerpo policial del estado.

  • Recientemente, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva destinada a aumentar la responsabilidad en la vigilancia y mejorar la confianza pública en las fuerzas de seguridad.
  • Biden oficializó la medida en un evento al que asistió la familia de Floyd y de Breonna Taylor, una mujer afroamericana que también fue asesinada por la policía en Kentucky en marzo de 2020.
  • La orden establece una base de datos nacional de conducta policial indebida y requiere que todas las agencias policiales federales participen y la utilicen para evaluar al personal.
  • Prohíbe el uso de estrangulamientos y restricciones carotídeas “a menos que se autorice la fuerza letal” y restringe el uso de allanamientos sin tocar.

Fuente principal de la noticia: ABC News