Albert Pujols suma hazañas a su leyenda en la recta final hacia Cooperstown / Foto captura de MLB Network

¿Qué le faltaba por completar a Albert Pujols en su brillante carrera? Aquí va el penúltimo logro: ser el décimo pelotero en la historia con 3.000 juegos en la MLB.

Pujols se unió el fin de semana a un pequeñísimo grupo de estrellas que han aparecido tres millares de veces en encuentros de la Gran Carpa. Y este lunes, al disputar su cotejo número 3.001, igualó a Cal Ripken Jr. en la novena posición de todos los tiempos.

Cada día hay nuevos motivos para aplaudir a la leyenda de República Dominicana.

Lo de Pujols es una verdadera hazaña. No solo porque implica haber jugado durante más de dos décadas, sino porque eso ha sido posible gracias a que ha brillado a tope, obligando a los managers a escribir su nombre en el lineup.

"Mi sueño de niño siempre fue llegar a las Grandes Ligas, no jugar 3.000 juegos", acaba de confesarle al periodista Enrique Rojas, de ESPN Deportes. "He logrado más de lo que me imaginé. Le doy gracias a Dios".

Pasaron exactamente 20 años para que alguien volviera a conseguir esto. Rickey Henderson, en 2002, fue el último en entrar a la lista que ahora amplía Pujols.

Todos son súper estrellas. Además del quisqueyano, Ripken y Henderson, allí están Pete Rose, Cal Yastrzremski, Hank Aaron, Ty Cobb, Eddie Murray, Stan Musial y Willie Mays.

Es historia pura lo que estamos viendo en 2022.

Y como cada día tiene una nueva gesta por realizar, comenzó la semana alcanzando al inmortal Paul Molitor en la novena posición de todos los tiempos con 3.319 hits.

FALTAN HOMENAJES

Hay que disfrutar estos cuatro meses que le quedan de acción, antes de colgar los spikes. Aunque parece que habrá bonus track en esos playoffs que parecen inminentes, al ritmo que llevan sus Cardenales de San Luis.

Pujols es noveno de todos los tiempos en hits, quinto en jonrones, tercero en empujadas, noveno en encuentros disputados, cuarto en bases alcanzadas, quinto en dobletes, cuarto en extrabases...

Por donde se mire es una leyenda. Y sigue sumando.

Se entiende la protesta que en estos días manifestó su compatriota Manny Machado en las páginas del diario St. Louis Post-Dispatch.

“Es una porqueria que los equipos de la MLB no le estén organizando una gira de despedida", exclamó Machado ante la ausencia de homenajes en los estadios rivales. "¿Por qué? Albert ha sido el mejor jugador de nuestra generación. Y verlo hacer las cosas que está haciendo es simplemente increíble".

Los pájaros rojos le están dando la oportunidad de decir adiós en sus propios términos. Que son los términos que los amantes del beisbol hemos apreciado durante 22 años.

Son más de 3.000 juegos. Más de 3.300 hits. Casi 700 jonrones. Casi 2.200 empujadas.

Pujols aumenta su fama cada día. Y somos testigos privilegiados de su camino indetenible rumbo al Salón de la Fama.