En base a los resultados de las primarias de ayer en New Jersey, el senador Bob Menéndez (D-NJ) podría ser reelecto al congreso con facilidad en noviembre y también llevar con él a su hijo, Robert Menéndez, Jr., quien ganó la primaria del octavo distrito para la Cámara de Representantes. FOTO: Bloomberg por Andrew Harrer.

Análisis de los resultados de las elecciones primarias en California, Iowa, Mississippi, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur.

El martes EEUU tuvo su mayor volumen de primarias de 2022, ya que los votantes de siete estados eligieron a sus candidatos para noviembre: California, Iowa, Mississippi, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México y Dakota del Sur.

Los tan observados resultados de California tardarán más en llegar, al igual que los recuentos de algunas elecciones. Así que siga revisando las actualizaciones. Sin embargo, éstas son algunas de las conclusiones iniciales derivadas de los resultados que conocemos hasta la fecha.

1. Los votantes de las ciudades azules envían, otra vez, un mensaje sobre la delincuencia.

Se ha hecho evidente que los votantes, incluso en las ciudades azules, están dispuestos a castigar a los Demócratas que son vistos como demasiado blandos con la delincuencia. El martes se produjeron algunos ejemplos particularmente llamativos de esa tendencia.

En San Francisco, los votantes tomaron la histórica decisión de destituir al fiscal del distrito Chesa Boudin, quien ganó el cargo en 2019 tras hacer campaña con la idea de un sistema de justicia penal menos punitivo, incluido poner fin a la fianza monetaria y enviar menos personas a la cárcel. Los últimos resultados muestran que los votos para destituir ganan por un fuerte margen, 60 a 40 por ciento, con un estimado del 61 por ciento de los votos escrutados.

En Los Ángeles, Rick Caruso y la representante Karen Bass (D-CA), quien en su día fue considerada candidata a la vicepresidencia del presidente Joe Biden, parecen dirigirse a una segunda vuelta en la carrera por la alcaldía. Aún así, Caruso, un antiguo Republicano que ha hecho de la lucha contra la delincuencia el eje de su campaña, aventajaba a Bass 42 a 37 por ciento en los primeros momentos del conteo.

Los resultados surgen después de que los votantes emitieran veredictos similares en las elecciones de 2021.  En Minneapolis, Buffalo, Seattle y en Long Island, en Nueva York, votaron en contra de los candidatos y de las medidas relacionadas con el movimiento de "desfinanciamiento de la policía" y la fianza monetaria.

2. ¿La comisión del 6 de enero de repente es un problema?

A finales de esta semana, la comisión del 6 de enero de la Cámara de Representantes comenzará a celebrar audiencias públicas sobre la insurrección en el Capitolio. Y ayer martes, los votos de los legisladores sobre la comisión bipartidista del 6 de enero al estilo 9/11 se convirtieron de repente en un punto álgido.

El representante Michael Guest (R-MS), uno de los 35 Republicanos de la Cámara de Representantes que votó a favor de la comisión, se encontró inesperadamente luchando por su supervivencia política. Quedaba por detrás de Michael Cassidy con el 88 por ciento de los votos escrutados, en un resultado que pocos vieron venir.  Cualquiera de los candidatos necesitaría el 50 por ciento más uno para evitar la segunda vuelta.

Otro Republicano de la Cámara de Representantes que votó a favor de la comisión fue el representante Dusty Johnson (R-SD).  Terminó sobreviviendo en su primarias contra la representante estatal Taffy Howard, pero solo se llevó alrededor del 59 por ciento de los votos, menos que otros legisladores estatales del partido Republicano de Dakota del Sur que se enfrentaban a primarias. Howard ha criticado a Johnson por ser demasiado bipartidista, incluso por negarse a firmar los intentos del entonces presidente Donald Trump de anular las elecciones de 2020.

Como muestra el ejemplo de Johnson, es difícil decir cuánto de esta dinámica surge de ese particular voto. A diferencia de los votos para destituir a Trump, las votaciones a favor de la comisión del 6 de enero (que fracasó en el Senado antes de que la Cámara lanzara un comité selecto menos bipartidista) aún no se han registrado como un tema importante. No obstante, eso se debe en parte a que hay un solapamiento entre ese asunto y otros en los cuales los miembros cruzaron las líneas partidistas (como los votos para imputar al presidente Trump).

Otro de los defensores de la comisión en la Cámara de Representantes, el Republicano David B. McKinley (R-WV), perdió las primarias el mes pasado.  Sin embargo, eso fue en contra de un colega incumbente, el representante Alex Mooney (R-WV), que también criticó a McKinley por el voto de este último a favor del proyecto de ley de infraestructura bipartidista.

3. Más problemas con los incumbentes

Guest no fue el único Republicano de Mississippi que tuvo problemas.

El representante Steven Palazzo se dirige a una segunda vuelta después de intentar rechazar una impugnación derivada de su presunta malversación de fondos. Contaba con el 32 por ciento, muy lejos de la mayoría necesaria para evitar una segunda vuelta, con el 97 por ciento de los votos escrutrados. También es una cifra que sugiere que probablemente un incumbente pierda la segunda vuelta  (parece que su oponente en la segunda vuelta será el sheriff del condado de Jackson, Mike Ezell).

Por su parte, en California los representantes del Partido Republicano. David Valadao y Young Kim trataban de quedar en primer o segundo lugar en sus respectivos distritos en el sistema de primarias top-two que se aplica en el estado. Valadao fue uno de los 10 Republicanos que votaron a favor de la destitución de Trump, pero se libró de tener que enfrentarse a un aspirante de alto perfil respaldado por Trump (su oponente, Chris Mathys, perdió las primarias del Partido Republicano en Nuevo México en 2018 y 2020). Kim se presentaba en un distrito sustancialmente desconocido luego de la redistribución de los distritos.

Si cayeran más incumbentes, se sumarían a cuatro predecesores. McKinley y la representante Carolyn Bourdeaux (D-GA), perdieron los enfrentamientos entre incumbentes, al tiempo que el representante moderado Kurt Schrader (D-OR), cayó ante un aspirante más liberal en un distrito sustancialmente redefinido; y el representante Madison Cawthorn (R-NC), quien perdió luego de una serie de problemas personales.

4. La actualización de Trump.

Prácticamente todas las noches de primarias nos permitieron obtener algunas pistas respecto al control de Trump sobre el Partido Republicano y su estatus como creador de reyes, y el veredicto ha sido definitivamente variado hasta ahora.

Las primarias del martes, en cambio, incluyeron pocas pruebas importantes. Aún así, hubo algunos resultados notables.

En Nueva Jersey, el Republicano Frank Pallotta estaba a punto de derrotar al elegido del Partido Republicano del estado, Nick De Gregorio.  Los Demócratas habían criticado a Pallotta por ser demasiado parcial a Trump, en un claro esfuerzo por elevarlo. Si bien Trump respaldó a Pallotta en su fallida candidatura de 2020 para el mismo escaño, en esta oportunidad no lo apoyó. No obstante, los apoyos del Partido Republicano del condado son enormes en Nueva Jersey, dado que esos candidatos obtienen un lugar destacado en la boleta y sería significativo si llegara a perder De Gregorio (el ganador se enfrentará al representante Demócrata Josh Gottheimer en un escaño de tendencia azul).

Por otro lado, en Montana, el ex secretario del Interior de Trump, Ryan Zinke, estaba en una carrera muy ajustada en su intento de volver al Congreso. Trump respaldó a Zinke a pesar de que renunció a la administración en 2018 en medio de investigaciones éticas. Zinke recibió críticas de la derecha por ser supuestamente demasiado liberal; su competidor más cercano es el ex senador estatal Al Olszewski.

Si Zinke pierde, sería un revés importante para Trump, dado que se trata de unas primarias competitivas en las cuales realmente ha brindado su apoyo.

5. Fracasa el intento de frustrar la ampliación de Medicaid en DS.

En Dakota del Sur, un intento de evitar que se amplíe Medicaid fracasó rotundamente. Quienes se oponen a la ampliación, que se someterá a votación en noviembre, intentaron que el estado ajustara al 60 por ciento el umbral para ésta y otras medidas similares sometidas a votación, en lugar de la mayoría simple. El impacto práctico de esta norma propuesta, que estaba en la boleta de las primarias del martes, habría sido que una mayoría de votantes decidiera impedir que otra mayoría amplíe el Medicaid este mismo año.

Al final, no se acercó a la mayoría: la Enmienda Constitucional C recibió un rechazo de 67 por ciento de los votos en comparación con la aprobación del 33 por ciento a primera hora del miércoles. La idea central del esfuerzo era clara: Los defensores de la ampliación del Medicaid han tenido éxito frente a la oposición del Partido Republicano incluso en estados rojos mediante el uso de medidas sometidas a votación, pero éstas superaron el 60 por ciento de aprobación una sola vez: en Idaho, en 2018.

Si la mayoría vota a favor de la ampliación de Medicaid en noviembre, Dakota del Sur será el estado número 39 en hacerlo.

6. Un raro dúo padre-hijo en Nueva Jersey.

Parece que en enero Nueva Jersey enviará dos Robert Menéndez (¿Bobs Menéndez?) al Congreso. Eso es después de que el hijo del senador, Robert Menéndez Jr., ganara fácilmente una primaria en el 8º Distrito del Congreso.

Es muy común que los miembros de una familia ganen los escaños de la Cámara que antes ocupaban sus parientes. Pero no es común es que dos generaciones de una misma familia ocupen escaños en el Congreso simultáneamente; el New York Times reportó situaciones iguales solo un puñado de veces. Parece que la última vez fue cuando el senador Rand Paul, Republicano de Kentucky, coincidió durante dos años con su padre, el representante Ron Paul, Republicano de Texas, hace una década.

El menor de los Menéndez, abogado y candidato por primera vez, será uno de los grandes favoritos en noviembre para ocupar el escaño de la Cámara de Representantes que su padre dejó vacante para entrar en el Senado en 2006.

Washington Post - Aaron Blake

Lea el artículo original aquí.