Foto: Archivo

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), informó este viernes, 10 de junio, sobre un nuevo plan enfocado en dar nueva capacitación y equipos a sus agentes para atender a migrantes ante la ola de calor en verano.

En un comunicado público en su página web, el ente explicó que se pretende reducir las lesiones relacionadas con el calor a lo largo de la frontera suroeste. "El esfuerzo se pondrá a prueba en Tucson a medida que aumenten las temperaturas durante la parte más calurosa del verano".

Prevención. Los kits de estrés por calor contendrán elementos útiles para mitigar posibles lesiones y enfermedades por estrés por calor tanto para los agentes como para los migrantes.

  • Se distribuirán kits o bolsas de emergencia a 500 agentes en colaboración con el sector de Patrulla Fronteriza de Tucson, el personal de Three points Station y Casa Grande Station.
  • Con este plan, la CBP busca mejorar la conciencia sobre el estrés por calor en la fuerza laborar y minimizar la exposición al calor a lo largo de la frontera suroeste para los migrantes que realizan el peligroso viaje.

Una diferencia. Para el jefe del sector de Tucson, John Modlin, "estos kits pueden parecer simples, pero podrían significar una diferencia entre la vida y la muerte", y agregó que los agentes del CBP están capacitados para usarlos y rescatar y salvar a cualquier persona que sufra estrés por calor.

  • Aunque ofrece el apoyo, esta oficina aclara que "el mensaje sigue siendo claro: si está pensando en ingresar ilegalmente a los Estados Unidos, no lo haga".
  • Advierte que el terreno de Arizona es extremo, "el calor del verano es severo y las millas de desierto que los migrantes deben caminar después de cruzar la frontera son implacables”.

Fuente principal: CBP