Helicóptero desaparecido en Italia llevaba siete personas a bordo
Imagen referencial sobre el helicóptero desaparecido en Italia. Foto: Unsplash

Los equipos de rescate de Italia continúan la búsqueda de un helicóptero desparecido este jueves. Este partió a las 3:30 p.m. del aeropuerto de Tassignano, municipio de Capannori, en dirección a la ciudad de Treviso. Pero media hora después se perdió el contacto.

Causas del accidente

El helicóptero desaparecido ayer entre los Apeninos, en la frontera entre Emilia y Toscana salió del aeropuerto de Tassignano. Jacopo Del Carlo, responsable de seguridad de ese aeropuerto, señaló que, resulta difícil precisar las causas del accidente.

Pero que todo indica que el equipo perdió por completo la visibilidad y las referencias altimétricas. A lo que se sumó el fuerte viento en esa zona, lo cual pudo causar graves problemas.

Entre los pasajeros se encuentran seis empresarios extranjeros, de ellos dos libaneses y cuatro turcos. Estos últimos empleados del grupo industrial Eczacibasi, quienes viajaron a Italia para asistir a una feria sobre tecnologías del papel.

La lista de pasajeros esta conformada por Kenar Serhat, Cez Arif, Ilker Ucak, Erbilaltug Bulent, Chadi Kreidy y Tarek El Tayak.  Además del piloto italiano Corrado Levorin un paduano de 33 años.

El piloto es considerado como un "experto" por Avio Srl, una empresa de Thiene de Vicenza especializada en el transporte de pasajeros, con sede en el aeropuerto Arturo Ferrarin, tal como reseña el portal “Ansa”.

Buscan el helicóptero desaparecido entre las montañas

El operativo inició luego de que la aeronave privada desapareciera el pasado jueves de los radares cuando sobrevolaba la provincia de Modena, en los Apeninos tosco-emilianos. Los rescatistas emplean instrumentos de alta tecnología que permiten detectar celulares en zonas sin cobertura móvil, explicaron los bomberos en un comunicado.

Los registros se concentraron en la zona de Frassinoro y en el territorio toscano cercano a la frontera con Emilia. La investigación también continúa con el uso de perros y drones y se centra en una zona boscosa entre la región de Garfagnana y Pavullo nel Frignano.