vacuna
El plan de administración incluye la distribución inmediata de alrededor de 28 mil rutas de suministros existentes de la vacuna Jynneos. Credit: Pexels.

Como parte de un esfuerzo para frenar un brote récord de viruela del mono en Estados Unidos, el gobierno de Joe Biden comenzará a enviar miles de dosis de vacunas a las clínicas de todo el país.

El brote, según expertos, es mucho mayor que el recuento oficial de 306 casos que anunciaron funcionarios el martes.

La estrategia de vacunación, que los funcionarios caracterizaron como parte de un impulso más amplio para realizar más pruebas y concienciar al público sobre la viruela del mono, se centrará en distribuir dosis a los estados con el mayor número de casos confirmados de la enfermedad.

La viruela del mono se propaga por contacto cercano y puede provocar fiebre, dolores y una erupción visible.

En la mayoría de los casos, los síntomas de la viruela del mono desaparecen por sí solos en unas pocas semanas. Pero para las embarazadas, los niños y las personas con sistemas inmunitarios débiles, la enfermedad puede provocar complicaciones médicas, incluida la muerte, según la Organización Mundial de la Salud.

Las fuentes especializadas consultadas advierten que los hombres homosexuales y bisexuales, impulsados ​​por las celebraciones durante el Mes del Orgullo, han contraído el virus de manera desproporcionada y siguen siendo especialmente vulnerables a la infección.

La distribución de las vacunas

Durante la primera distribución, la asignación de vacunas se basará en los casos confirmados de cada estado como proporción de su población considerada en riesgo de contraer la enfermedad.

Según un borrador del plan de distribución revisado por The Washington Post, la etapa inicial de destinatarios incluye Hawái, Massachusetts, Utah, Illinois, Nueva York, Rhode Island, California, Colorado y Florida y DC.
El plan de administración incluye la distribución inmediata de alrededor de 28 mil rutas de suministros existentes de la vacuna Jynneos, el único fármaco que los reguladores federales han aprobado específicamente para prevenir la viruela del mono.

Los funcionarios también dijeron que estaban ampliando el acceso a las vacunas, que anteriormente estaban limitadas a aquellos con exposición a la enfermedad.

“Ahora, recomendamos que se administren vacunas tanto a las personas con exposición conocida a la viruela del mono que son contactadas por la salud pública, como a aquellas personas que han estado expuestas recientemente a la enfermedad pero que pueden no ser identificadas a través de la investigación de casos y el rastreo de contactos”, dijo Rochelle Walensky, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Informó que las personas deben vacunarse dentro de las dos semanas posteriores a una posible exposición, “y cuanto antes pueda vacunarse después de la exposición, mejor”.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS