DeSantis COVID
POLÍTICA. Ron DeSantis, gobernador de Florida/EFE

En marzo del año pasado, el presidente Joe Biden firmó un paquete de ayudas de $1,9 billones. Del total, $350 mil millones se destinó a gobiernos estatales y locales. La única disposición es que estos fondos federales no subsidiarían los recortes de impuestos estatales. Pero los estados republicanos hicieron caso omiso.

El Congreso estableció pocas condiciones sobre cómo los estados podrían usar los fondos. Legisladores como el senador Joe Manchin dijeron que Washington no debería estar obligado a pagar las reducciones en los ingresos fiscales estatales, ya que eso podría dejar grandes agujeros en el presupuesto una vez que la ayuda federal se agote.

Desde entonces, los líderes republicanos han desafiado la prohibición. Fiscales generales de 21 estados han luchado para anular la política y usar el dinero para suplir los recortes de impuestos. En casi todos los casos, los republicanos han ganado las demandas, abriendo la puerta para que otros estados hagan lo mismo, de acuerdo con una investigación de The Washington Post.

Aunque el Departamento del Tesoro ha apelado reiteradamente, las decisiones de las cortes han dejado a la administración Biden sin poder hacer cumplir la prohibición en gran parte del país.

¿Por qué es importante? El resultado de esas demandas podría tener un significado mucho más allá del Plan de Rescate Estadounidense.

  • Podría afectar no solo el destino del programa de ayuda de $350 mil millones, sino también la capacidad de Washington para vigilar elementos esenciales de paquetes de estímulo en el futuro.
  • Desviar la ayuda de covid a recortes de impuestos también podría dejar a los presupuestos estatales sin los ingresos que necesitarían en caso de una recesión, advierten expertos fiscales.
  • “Una vez que los estados se queden sin fondos federales, enfrentarán desafíos para llenar el vacío por la pérdida de ingresos”, dijo Lucy Dadayan, líder del proyecto State Tax and Economic Review en el Tax Policy Center.

Suplir los recortes. En teoría, los $350 mil millones asignados a los gobiernos estatales y locales tenían como objetivo mantener a los trabajadores del sector salud en la primera línea pagados, distribuir la vacuna, aumentar la capacidad de test, reabrir las escuelas y mantener otros servicios vitales.

  • Pero los fondos federales por covid-19 son intercambiables.
  • Cuando los precios de la gasolina se dispararon, el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, anunció una suspensión temporal en el impuesto sobre el combustible.
  • Los $200 millones necesarios para poder pagar ese plan y suplir la entrada de los impuestos serían pagados con los fondos federales de ayuda de covid.
  • Los legisladores de Florida adoptaron una ley que depositó su asignación bajo el programa de estímulo por covid-19 en el fondo general del estado, luego asignó el dinero para la exención fiscal.
  • La política podría estar en conflicto con la restricción federal, pero una vocera del gobernador, Christina Pushaw, criticó la prohibición fiscal en un comunicado, calificándola de “no válida legalmente”.
  • En Texas, por ejemplo, los fondos federales de ayuda por la pandemia fueron utilizados para pagar la iniciativa contra los migrantes en la frontera conocida como la Operación Lone Star, reportó previamente The Washington Post.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

ÚLTIMAS NOTICIAS