rusia
Un portavoz del Kremlin dijo que Rusia no estaba "inventando" ninguna reparación Credit: EFE/EPA/YURI KOCHETKOV

El lunes 11 de julio Rusia detuvo el envío de gas hacia Alemania a través del gasoducto Nord Stream 1, ubicado bajo el Mar Báltico por un periodo de mantenimiento programado por 10 días.

Los funcionarios alemanes informaron que temen que Rusia extienda este período para presionar a Europa para que retire las sanciones contra Moscú antes del invierno.

Sin embargo, un portavoz del Kremlin dijo que Rusia no estaba "inventando" ninguna reparación.

Luego de que se conociera que Rusia detuvo el envío de gas hacia Alemania, los ministros europeos advirtieron que no estaba claro si Moscú volvería a abrir los grifos después de los 10 días de trabajo programado en el oleoducto.

El ministro de Economía de Alemania, Robert Habeck, dijo que Berlín estaba preocupada por un "escenario de pesadilla" este invierno si no se vuelve a abrir el gas.

“Todo es posible, todo puede suceder. Tenemos que prepararnos para lo peor”, declaró Habeck a la radio Deutschlandfunk.  

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, expresó el domingo que Europa debería estar preparada para que el Kremlin cierre por completo los envíos de gas al resto de los países a medida que aumentan las tensiones por las sanciones y la energía.

“Preparémonos para un corte total del gas ruso. Hoy esa es la opción más probable”, comentó.

Alemania ha estado luchando para llenar sus reservas de gas a tiempo para el invierno, instando a los consumidores a tomar duchas más frescas y usar menos aire acondicionado.

Está intentando diversificarse, pero aún depende del gas ruso para alrededor del 35% de su suministro.

Canadá informó el domingo que permitiría la devolución a Alemania de una turbina para el oleoducto Nord Stream 1 que estaba siendo reparado en Montreal en una exención a sus sanciones.

Alemania temía que Rusia pudiera utilizar la ausencia de la turbina como excusa para no volver a encender el gas si no se devolvía a tiempo para el mantenimiento. El mes pasado, Rusia redujo los flujos al 40% de la capacidad total del oleoducto, atribuyendo a retrasos en la devolución de los equipos.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS