Migrantes venezolanos en México protestan con cierre de vías
Caravana de migrantes venezolanos en cerca de las oficinas de regularización del Instituto Nacional de Migración (INM) en la frontera sur de México. Foto: EFE/Juan Manuel Blanco

Cientos de migrantes venezolanos se manifestaron este miércoles interrumpiendo el paso en la calle que conduce a las instalaciones de las oficinas de regularización migratoria del Instituto Nacional de Migración de México, en la ciudad de Tapachula, estado de Chiapas, fronteriza con Guatemala.

La protesta ocurrió un día después de que las autoridades reconocieron el colapso de esa oficina, por la llegada masiva de migrantes de Tapachula. Las personas buscan obtener documentos de estancia temporal y visas humanitarias para movilizarse a la frontera norte de México y luego cruzar a Estados Unidos.

Los migrantes usaron vallas metálicas y señalización vial para bloquear el paso de vehículos y de personas: una medida de presión con la que buscan que las autoridades los atiendan.

“El bloqueó lo hacemos porque las personas de INM nos dicen que no tienen sistema todos los días. Nosotros no queremos residencia en México, nuestro destino es Estados Unidos”, dijo uno de los migrantes.

La respuesta que reciben los migrantes venezolanos

De acuerdo con los manifestantes, la información que han recibido es que deben dirigirse a las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), la cual es dependiente de la Secretaría de Gobernación para iniciar su trámite y después asistir a las oficinas de migración.

Horas antes, un grupo de migrantes irrumpió de forma violenta en las oficinas migratorias. Estos derribaron las vallas metálicas que habían instalado agentes de la Guardia Nacional y llegaron hasta la puerta principal del edificio.

Los migrantes comenzaron a empujar, derribaron las vallas metálicas y corrieron al acceso principal, donde se formaron, pero no encontraron respuesta de las autoridades.

La principal inconformidad y molestia es que llevan más de una semana en situación de calle. Su mayor preocupación son niños y mujeres que están enfermos.

Personal de Protección Civil y agentes de la Guardia Nacional trataron de contener el desorden y mantener a la población en calma, pero el lento proceso de las autoridades migratorias es lo que provoca el caos.

Fuente principal de la noticia: Noticia al Día.

ÚLTIMAS NOTICIAS