Shohei Ohtani lleva 6 juegos seguidos con 10 o más ponches como abridor / Foto captura de @angels

El pitcher Babe Ruth era bueno. Muy bueno. Pero su potencial como bateador era tan grande, que los Yanquis de Nueva York no dudaron en convertirlo a tiempo completo en patrullero. ¿Y Shohei Ohtani? Es uno de los bates más explosivos de su generación, sí. Pero últimamente está lanzando como un legítimo candidato al premio Cy Young.

Ohtani ha ido a las últimas dos ediciones del Juego de Estrellas tanto en su rol como toletero como por lo que ha hecho como tirador. Eso es único. No tiene parangón en la MLB.

Y ahora, en camino a otra cosecha de 30 jonrones o más, se mete en una racha ponchadora que le acerca a los más grandes fusileros de todos los tiempos.

Ohtani pasó por las armas a 11 rivales este jueves. Su recta de 100 millas por hora y su slider con veneno encabezan un arsenal que también es único en las Mayores.

Su salida ante los Rangers fue la sexta consecutiva en la que consigue 10 o más abanicados en 2022.

Y el dato no es poca cosa. Solamente 6 monticulistas han conseguido una racha superior en la historia del Big Show.

Fue el periodista Efrain Ruiz Pantin, de LasMayores.com, quien divulgó primero el dato después de consultar el motor de búsqueda de Baseball Reference. El exclusivo club lo forman Nolan Ryan, el dominicano Pedro Martínez, Randy Johnson, Justin Verlander, Chris Sale y Gerrit Cole.

Ohtani empató con otros tres serpentineros en el conteo de todos los tiempos con seis aperturas corridas repartiendo doble figura de chocolates. Es decir, que sumándolos a ellos a la lista general, apenas son 10 pitchers en casi 150 años los que han podido hilvanar una seguidilla así.

TEMIBLE

"No me gustaría tener que enfrentarlo", declaró Chris Woodward, el manager de Texas, citado por la agencia The Associated Press. "Le llenamos las bases y él simplemente cambia a una velocidad más rápida. Su slider es imbateable. Los muchachos no pueden darle".

Ohtani promedia 13,1 ponches por cada nueve entradas. Eso es tope todo el beisbol. Es cuarto en la Liga Americana con 145 fusilados y aparece también entre los 10 mejores con 2.81 de efectividad, 9 victorias y menos hits permitidos por cada nueve innings.

Su efectividad ajustada de 142 es la séptima de su circuito y habla a las claras de su talento. Porque nos dice que, como lanzador, es 42 por ciento superior a la media de las Grandes Ligas. ¡A la media!

Su WAR calculado según Baseball Refence también es elocuente. Este año, con todo y sus 21 vuelacercas, sus 59 remolques y ese OPS de .835 que exhibe, presenta 1.9 de WAR con el bate y 3.1 sobre la lomita. Hoy por hoy, el fenómeno japonés es mejor con el brazo que con el madero, a pesar de que es un toletero 34 por ciento mejor que el promedio de la Gran Carpa, de acuerdo con el OPS+.

Este jueves, sin embargo, perdió otra vez. Los Ángeles tienen un equipo mediocre, con un lineup poco productivo. Sin el lesionado Mike Trout, con otro año decepcionante de Anthony Rendón y muy poco a lo que echar mano para sobrevivir en el Salvaje Oeste, es muy difícil anotarse victorias. Incluso con salidas como esta de Ohtani.

"Tuvimos suerte de arrancarle un par de carreras, honestamente lo digo", aseguró Woodward. "Hombre, él es un monticulista muy difícil de superar. Así que, obviamente, hicimos algo bastante bueno hoy".

Ohtani también lo hizo. Aunque puso su récord en 9-6, volvió a lucirse ante los bateadores rivales. Y puede seguir avanzando en los libros de récords con su próxima presentación.

Babe Ruth era muy bueno sobre la loma. Pero el tiempo le dio la razón a los Yanquis, 714 jonrones después. Con Ohtani sería más difícil decidirse. Porque ha logrado lo que parecía increíble: seguir sacando pelotas del parque, pero ser aun mejor como lanzador.

ÚLTIMAS NOTICIAS