Activistas protestaron frente a la sede del Servicio de Control de Aduanas e Inmigracion (ICE) en Nueva York (EE.UU.). | Foto: EFE

Esta semana fueron trasladados sin previo aviso 70 migrantes que estaban detenidos en una prisión del Servicio de Control y Aduanas (ICE) desde New York hacia otros estados del país tan lejanos como Misisipí; esto sin avisar previamente, denunciaron familiares y activistas este viernes.

Activistas aseguran que esta acción es una represalia por parte del ICE después de que el Gobierno ferderal comenzara una investigación luego de que estos denunciaran las condiciones inhumanas en las que presuntamente estaban los migrantes detenidos en la cárcel del condado de Orange, en New York.

Antecedentes. La organización Freedom for Inmigrants, denunció esta situación en febrero ante un corte federal en New York, como consecuencia, el estado tomó acciones legales.

  • El grupo de activistas esperan que la investigación concluya en los próximos meses.
  • Consideran que esta denuncia se debe a una represalia.
  • El ICE afirma que se trata de un procedimiento de rutina.

La denuncia de los activistas. En una conferencia de prensa, la organización explicó que el hecho ocurrió "en medio de la noche" del 25 de julio.

  • Las autoridades encadenaron los pies, manos y cintura de los migrantes detenidos, en su mayoría latinos, para trasladarlos a otra prisión. Esto sin hacer una notificación anticipadamente.
  • Las personas detenidas estuvieron en durante varias horas en una habitación desprovista de aire acondicionado y hidratarse por largo tiempo.

Testimonio de familiares. Evelyn, cuyo hijo de 18 años está entre el grupo de los 70 migrantes trasladados contó entre lágrimas: "Mi hijo me llamó y me dijo 'mami, aquí va a pasar algo porque están encendiendo y apagando todas las luces'", de la zona donde estaban los detenidos del ICE.

  • La mujer de 34 años no se enteró de lo que pasó hasta el martes, cuando su hijo le llamó brevemente desde Misisipí para informarle lo que pasó: "Me dijo que (antes del traslado) les botaron todo lo que tenían" en las celdas.
  • Explicó que su hijo, quien no fue identificado por ella, salió de la casa para comprar una leche y que fue detenido por agentes del ICE que lo esperaban a las afueras del hogar familiar.
  • Los agentes llamaron a su hija y le dijeron "que no la deportarían porque tiene un niño pequeño, pero le colocaron un grillete electrónico".

Fuente principal: EFE

ÚLTIMAS NOTICIAS