OTAN intervendrá si hay peligro en Kosovo por conflicto con Serbia
El conflicto inició en 2021 cuando Kosovo ordenó que todos los conductores que entraran en el país desde Serbia utilizaran matrículas provisionales. Foto: Twitter @NATO_KFOR

La Fuerza de la OTAN para Kosovo (KFOR) anunció este domingo 31 de julio que "está preparada para intervenir" en el caso de que se ponga en peligro la estabilidad del norte de Kosovo, después de que serbios del norte del país hayan cortado dos pasos fronterizos que comunican la región con Serbia.

"La KFOR tomará todas las medidas necesarias para mantener un entorno seguro en Kosovo en todo momento, de acuerdo con su mandato de la ONU", explicó la OTAN en un comunicado en su cuenta de Twitter.

El contencioso se ha iniciado como modo de protesta por la entrada en vigor este lunes de una nueva normativa kosovar sobre documentos de identidad y matrículas, por la cual aquellos que entren en el país desde Serbia tendrán que entregar sus documentos de identidad serbios por documentos de identidad emitidos por Pristina válidos durante tres meses.

Asimismo, las matrículas de vehículos emitidas por Serbia para ciudades kosovares de mayoría de población serbia tendrán que ser sustituidas por las oficiales de Kosovo a partir del 1 de agosto. Estas medidas responden en reciprocidad a la política aplicada por Serbia a los ciudadanos de Kosovo que visiten Serbia.

Hasta ahora Kosovo ha considerado ilegales las matrículas con las iniciales de las ciudades de Kosovska Mitrovica (KM), Pristina (PR) o Urosevac (UR). Pero ha tolerado su uso en los cuatro municipios de mayoría Serbia. Ahora las matrículas tendrán que llevar el acrónimo de la República de Kosovo (RKS) y el plazo para el cambio termina el 30 de septiembre.

Por este motivo, la KFOR aseguró estar lista para intervenir en caso de que se ponga en riesgo la estabilidad en el norte de Kosovo. Además, ha recordado que la OTAN "vigila de cerca", de acuerdo con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU de 1999.

La advertencia de la OTAN

"La misión de la KFOR dirigida por la OTAN se está centrando en la aplicación diaria de su mandato de la ONU para garantizar un entorno seguro y la libertad de circulación para toda la población. La KFOR mantiene una postura visible y ágil sobre el terreno, y el comandante de la KFOR está en contacto con todos sus principales interlocutores. Incluidos los representantes de las organizaciones de seguridad de Kosovo y el jefe de Defensa serbio", se lee en el comunicado.

En este sentido, la OTAN ha mostrado su pleno apoyo al proceso de normalización entre Pristina y Belgrado a través del diálogo facilitado por la Unión Europea, y ha pedido a todas las partes que continúen las negociaciones.

"Es importante que esto continúe. Es fundamental para la paz y la seguridad regionales. No habrá perspectivas reales de un futuro mejor en los Balcanes si no se respetan plenamente de los Derechos Humanos y los valores democráticos. El Estado de derecho, las reformas internas y las buenas relaciones de vecindad. El diálogo constructivo es clave para la estabilidad regional", agregó la KFOR en su misiva.

La raíz del conflicto

El conflicto entre ambas partes tuvo comienzo en septiembre de 2021, cuando Kosovo ordenó que todos los conductores que entraran en el país desde Serbia utilizaran matrículas provisionales válidas durante 60 días. Una medida que ya estaba en vigor para los conductores que entraran en Serbia desde Kosovo desde 2008.

ÚLTIMAS NOTICIAS