Foto: Factchequeando
  • En Facebook se ha hecho viral una supuesta amenaza de China de derribar el avión en el que se desplaza la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.
  • La sugerencia de derribar el avión que traslada a la legisladora demócrata no vino de un funcionario del gobierno, sino de un columnista de un medio ligado con el Partido Comunista Chino.
  • Voceros oficiales del gobierno chino han realizado advertencias contra la visita de Pelosi a Taiwán, pero en ningún momento han sido específicos sobre qué harían.

En Facebook, como puede ver aquí y aquí, se ha hecho viral una supuesta amenaza pública de China contra Nancy Pelosi, en la que Beijing habría dicho que derribará el avión en el que se traslada la Presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos si llegase a visitar Taiwán. Pelosi aterrizó en la capital, Taipei, el 2 de agosto antes de las 11 de la noche, hora local.

El gobierno chino no ha realizado tal amenaza pública; la sugerencia de derribar el avión que traslada a Pelosi vino de Hu Xijing, un columnista de un medio nacionalista estatal ligado al Partido Comunista Chino, pero que no es funcionario del gobierno.

Xijing escribió en inglés en su cuenta de Twitter el pasado 29 de julio, antes de la llegada de Pelosi a Taipei: “Si un avión estadounidense escolta el avión de Pelosi hacia Taiwán, es una invasión. El [ejército chino] tiene el derecho de disipar a la fuerza el avión de Pelosi y los aviones de guerra estadounidenses, incluyendo con el uso de disparos de advertencia y haciendo movimientos tácticos de obstrucción. Si son inefectivos, entonces derríbenlos”.

En Facebook, como puede ver aquí y aquí, se ha hecho viral una supuesta amenaza pública de China contra Nancy Pelosi, en la que Beijing habría dicho que derribará el avión en el que se traslada la Presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos si llegase a visitar Taiwán. Pelosi aterrizó en la capital, Taipei, el 2 de agosto antes de las 11 de la noche, hora local.

El gobierno chino no ha realizado tal amenaza pública; la sugerencia de derribar el avión que traslada a Pelosi vino de Hu Xijing, un columnista de un medio nacionalista estatal ligado al Partido Comunista Chino, pero que no es funcionario del gobierno.

Xijing escribió en inglés en su cuenta de Twitter el pasado 29 de julio, antes de la llegada de Pelosi a Taipei: “Si un avión estadounidense escolta el avión de Pelosi hacia Taiwán, es una invasión. El [ejército chino] tiene el derecho de disipar a la fuerza el avión de Pelosi y los aviones de guerra estadounidenses, incluyendo con el uso de disparos de advertencia y haciendo movimientos tácticos de obstrucción. Si son inefectivos, entonces derríbenlos”.

China considera a Taiwán como parte de su territorio, mientras que EE. UU. asume la “ambigüedad estratégica”

Taiwán tiene su propio gobierno, electo democráticamente, y que opera de forma independiente de Beijing desde 1949. Aún así, pocos países lo reconocen como nación porque para China, Taiwán no es más que una provincia separatista que, en el futuro, volverá a estar bajo su mando.

Estados Unidos aprobó en 1979 la Ley de Relaciones con Taiwán, que abrió las puertas a la política conocida como “ambigüedad estratégica”, donde Washington se apega al principio de “Una sola China” al no apoyar oficialmente la independencia de Taiwán ni reconocerla como nación independiente, pero a la vez mantiene con la isla lo que el Departamento de Estado denomina una “robusta relación no oficial”, que incluye desde relaciones comerciales hasta una oficina que provee servicios consulares a estadounidenses; la misma ley de 1979 obliga a EE. UU. a proveer a Taiwán armamento defensivo.

En un comunicado publicado tras la llegada de Pelosi a Taiwán, el ministro de Relaciones Exteriores chino calificó la visita como una “grave violación del principio de ‘Una China’” que además “infringe la soberanía e integridad territorial” del país.

Pelosi indicó en Twitter que su visita a Taiwán “de ninguna manera contradice la política de los Estados Unidos, guiada por la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979”; en otro tuit añadió que su presencia reafirma que EE. UU. “está con Taiwán: una robusta y vibrante democracia y un muy importante aliado en [la región del] Indo-Pacífico”.

ÚLTIMAS NOTICIAS