El fiscal general de los Estados Unidos, Merrick Garland, habla frente a la fiscal general adjunta, Vanita Gupta, durante una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington, DC, Estados Unidos, el 2 de agosto de 2022 | Foto EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

El Departamento de Justicia presentó este martes una demanda contra la ley de aborto de Idaho, un estado encabezado por republicanos que se ha movido para poner en efecto leyes previas contra el procedimiento.

La ley de Idaho. Se trata de una prohibición total del aborto, que se aprobó en 2020, y que convierte el procedimiento en un delito punible con hasta cinco años de prisión y la licencia del médico que practique o intente practicar el procedimiento será suspendida.

  • Se le permitirá la defensa si el aborto se realizó para prevenir la muerte de una mujer o es un caso de violación o incesto, que fue reportado a las autoridades.
  • Se espera que la ley entre en vigor el 25 de agosto. Planned Parenthood presentó un desafío previamente y la Corte Suprema del estado escuchará los argumentos mañana.  
  • El fiscal general Merrick Garland anunció la acción legal del Departamento de Justicia junto con la fiscal general adjunta Vanita Gupta, quien dirige su grupo de trabajo sobre derechos reproductivos.

¿Por qué es importante? Es la primera acción importante del DOJ que desafía una ley estatal desde que la Corte Suprema anuló las protecciones federales al aborto en junio.  

  • La decisión de la Corte Suprema les dio a los estados la autoridad para decidir si permiten o prohíben el procedimiento. Algunos ya tenían legislaciones listas para que entraran en vigor apenas el máximo tribunal dijera su opinión. En al menos 10 estados el aborto es ilegal sin excepciones para casos de violación o incesto.

La demanda. El gobierno presentó la demanda para anular la “prohibición penal de proporcionar abortos aplicada a mujeres que sufren emergencias médicas” del estado, dijo el fiscal general Merrick Garland.

  • Los fiscales federales consideran que la ley de Idaho obligaría a los médicos a violar la Ley de Tratamiento Médico de Emergencia y Parto Activo (EMTALA, por sus siglas en inglés).
  • Esta legislación federal señala que cualquier persona que acuda a un centro médico para recibir tratamiento de emergencia debe ser tratada y estabilizada.
  • “La ley de Idaho convertiría en delito penal que los médicos proporcionen el tratamiento médico de emergencia que requiere la ley federal”, dijo Garland.
  • El Departamento de Salud emitió una guía a mediados de julio que señala que sí el médico puede practicar un aborto si consideran que es el “tratamiento estabilizador necesario” para una embarazada en emergencia.

Fuente principal de la noticia: AP

ÚLTIMAS NOTICIAS