agua
La cantidad de agua que necesita beber cada persona depende principalmente de tres factores. Credit: Pexels.

El clima más cálido ha inspirado recordatorios para mantenerse hidratado. Sin embargo, es importante tener siempre presente cuánta agua debes tomar al día para que el organismo, en especial los riñones, funcionen bien.

No solo los riñones, el sistema digestivo utiliza agua para absorber nutrientes y eliminar desechos; para quemar grasas el metabolismo depende del agua y el cerebro la necesita para su funcionamiento.

Cuando el cuerpo está hidratado puede mantener todas las funciones al máximo.

La regla general es beber ocho vasos de agua al día o 64 onzas. Pero, las personas no son del mismo tamaño, no tienen la misma contextura  y no realizan las mismas actividades, por lo que esa regla no es estándar ni tiene evidencia científica.

La cantidad de agua que necesita beber cada persona depende principalmente de tres factores:

-Peso corporal: las personas más grandes necesitan más agua.

-Temperatura ambiental: cuando hace más calor, la gente suda y pierde agua.

-Niveles de actividad física: el aumento de la intensidad del ejercicio aumenta las pérdidas de agua por sudor.

En la mayoría de los adultos sanos, la sed es un indicador confiable de las necesidades de líquidos, y uno crítico, ya que la cantidad que necesita beber puede variar ampliamente según su nivel de actividad y el calor que hace afuera.

A menos que esté haciendo ejercicio prolongado en el calor o su mecanismo de sed esté comprometido (como puede ser en los ancianos o en aquellos con condiciones médicas), no necesita ingerir líquidos agresivamente para mantenerse por delante de la sed.

La División de Salud y Medicina de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina recomienda como ingesta adecuada promedio para una hidratación en climas templados 13 tazas de bebidas totales para hombres y nueve tazas para mujeres.

Hacen énfasis en el total bebidas. Esta recomendación supone que se obtiene alrededor del 20% de líquidos de los alimentos, y significa que todo lo que se bebe cuenta para la hidratación, incluida la leche, los jugos, los refrescos e incluso el café y el té.

Pero la recomendación se basa en la ingesta promedio de personas bien hidratadas, por lo que de igual forma dependerá de las condiciones de las personas.

Fuente principal de la información: The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS