Cientos de manifestantes por el derecho al aborto protestan tras la decisión de la Corte Suprema de EE. UU. de revocar el fallo Roe v. Wade en Venice Beach, California el 4 de julio de 2022 | Foto EFE/EPA/ETIENNE LAURENT
COMPARTE

Una mujer de 41 años fue acusada en Nebraska de ayudar a su hija adolescente a interrumpir su embarazo de aproximadamente 24 semanas, informó este miércoles The Associated Press.

Los investigadores obtuvieron mensajes de Facebook entre ambas en los que discutieron sobre el uso de medicamentos para abortar y planes para quemar el feto después.

Por primera vez. El fiscal que lleva el caso, Joseph Smith dijo que es la primera vez que acusa a alguien por realizar ilegalmente un aborto después de 20 semanas.

  • Antes de que se anulara el fallo Roe v. Wade, que protegía federalmente el aborto hasta la semana 24, los estados no podían hacer cumplir sus restricciones.
  • “Creo que nunca he tenido un caso como este”, dijo Smith a Lincoln Journal Star. “Por lo general, los abortos se realizan en hospitales y los médicos están involucrados, y no es el tipo de cosas que ocurrieron en este caso”.

El caso. A principios de junio, la madre, Jessica Burguess, y su hija, Celeste Burguess, fueron acusadas de un delito grave por sustracción, ocultación y abandono de un cuerpo, además de dos delitos menores: ocultar la muerte de otra persona y denuncia falsa.

  • Ellas dijeron a los investigadores que la adolescente había dado a luz inesperadamente a un bebé muerto en la ducha en abril, cuando fueron entrevistadas por primera vez.
  • Pusieron el feto en una bolsa y condujeron al norte de la ciudad, donde lo enterraron con la ayuda de un hombre de 22 años, quien les dijo a los investigadores que ellas quemaron el feto.
  • Según los registros médicos, el feto tenía más de 23 semanas, escribió el detective.
  • Después de que las autoridades revisaran los mensajes de Facebook entre ambas, agregaron los cargos con el delito grave de aborto contra la madre.
  • Las autoridades policiales obtuvieron los mensajes con una orden de allanamiento y detallaron algunos de ellos en documentos judiciales.
  • En los mensajes de Facebook, la madre, Jessica, le dice a Celeste, quien en ese entonces tenía 17 años, que consiguió pastillas para abortar y le explicó cómo tomarlas para interrumpir el embarazo.
  • La hija “habla de cómo no puede esperar para sacar la 'cosa' de su cuerpo”, escribió un detective en documentos judiciales.
  • Los fiscales pidieron que la hija ahora sea acusada como adulta, ya que ahora cuenta con 18 años.

El aborto en Nebraska. Este estado actualmente prohíbe los abortos después de la semana 20, una restricción que se aprobó en 2010, pero que no había entrado en vigor.

A principios de este año se intentó aprobar una ley que se activaría después de la anulación del fallo Roe v. Wade para prohibir todos los abortos, pero fracasó.

El gobernador de Nebraska, el republicano Pete Ricketts, tenía la intención de convocar una sesión especial en la legislatura para considerar restricciones al aborto, pero no contaba con los votos para su aprobación, reseñó Reuters.

Fuente principal de la noticia: The Associated Press

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS