janette maccurdy
Confesó que nunca quiso ser actriz y que por eso rechazó volver a participar en el reinicio de iCarly Credit: Instagram: @jennettemccurdy.
COMPARTE

La actriz, escritora y cantante Jennette McCurdy, conocida por interpretar a Sam Puckett en la serie iCarly de Nicklodeon, reveló en su libro I'm Glad My Mom Died los traumas que le dejó la industria del entretenimiento infantil.

Comentó que su madre, llamada Debbie, quien murió de cáncer de mama en 2013, en vez de brindarle amor y protección la condicionó a tener trastornos alimentarios.

McCurdy, quien se estrena como autora, ha sido criticada por el nombre de su libro en el cual utilizó el humor negro para develar sus traumas.

"Me encanta un título audaz, y nunca lo habría titulado así si no sintiera que me lo gané al escribir el libro. Definitivamente no habría podido confrontar o enfrentar mi experiencia de trastornos alimentarios si mi madre no hubiera fallecido... porque ella apoyó y alentó mis trastornos alimentarios”, declaró la artista de 30 años a USA Today.

McCurdy inició su carrera actoral a los 8 años, participando en MADtv. También actuó en CSI: Crime Scene Investigation, Malcolm in the Middle, Lincoln Heights, Will & Grace, Zoey 101, entre otros. Pero su éxito llegó con iCarly y Sam & Cat.

Durante el crecimiento de su carrera comentó que su madre le diseñó una dieta de reducción calórica para mantener su aspecto joven y aniñado incluso después de la pubertad. A partir de ese momento, McCurdy aprendió a sobrevivir con 1 mil o 500 calorías al día. Desarrolló anorexia y luego bulimia.

Su vida contrastaba con la de su personaje en iCarly, quien comía pollo frito y otras comidas rápidas en casi todos los episodios. “Tenía mucha ansiedad por tener que comer frente a la cámara (…) No sabía cómo expresar eso o manejar eso en ese momento", afirmó.

Más revelaciones en el libro de Jennette McCurdy

Aunque hasta ahora McCurdy se había mantenido al margen sobre opinar del maltrato hacia las estrellas infantiles en Nickelodeon, en el libro describió sin dar nombres el trabajo tóxico e insalubre que experimentó con la gerencia de iCarly.

Escribió que era amiga de los niños y de “El Creador” acusado de “abuso emocional” que conmocionó al mundo de la televisión. Aunque no reveló la identidad de “El Creador”, se conoce que Dan Schneider, productor y showrunner de iCarly, ha sido acusado de abuso a menores.

Dijo que había recibido $300 mil “para callar”, pero que una década después ya está lista para hablar.

Sobre la serie de Nicklodeon Sam & Cat, en la que fue coprotagonista junto a Ariana Grande, comentó que decidió terminar con el programa en 2014 porque habían diferencias salariales, privilegios y la “educación aniñada” de Grande.

Confesó que nunca quiso ser actriz y que por eso rechazó volver a participar en el reinicio de iCarly, cuya primera temporada se estrenó en junio de 2021 y actualmente se está transmitiendo la segunda parte. Sin embargo, no descarta actuar en algún otro proyecto.

“Podría haber una manera de actuar desde un lugar que se sienta realmente curativo y empoderado”, escribió.

Fuente principal de la noticia: USA Today.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS