NASA investiga misterioso ‘cabello’ hallado en Marte
Para intentar averiguar el origen del filamento se han enviado comandos al robot con para que tome fotografías adicionales. Foto: Twitter @NASAPersevere
COMPARTE

El 4 de agosto una imagen capturada por la cámara Sherloc Watson que Perseverance lleva incorporada en su brazo robótico llamó la atención de la NASA ya que muestra una especie de filamento, hilo o "pelo", como lo describió en el blog de la misión Art Thompson, jefe de proyecto en el Jet Propulsion Laboratory (JPL).

El filamento estaba en el portabrocas del robot, y lo descubrieron durante el análisis de la muestra número 12 que recoge el rover.

El procedimiento cada vez que Perseverance toma muestras incluye fotografiar los componentes del sistema de recolección de esos materiales.

En esas imágenes se apreciaban dos pequeños fragmentos de escombros cuya naturaleza y origen no han podido identificar. El primero, un objeto pequeño; y el segundo, el mencionado filamento en el portabrocas, según ha detallado el investigador de la NASA.

Posibles explicaciones de la NASA

De momento todo son conjeturas, según Art Thompson. Analizarán si estos misteriosos escombros se originaron en el propio rover o proceden quizás de los escombros externos que quedaron esparcidos en Marte tras el aterrizaje del vehículo robótico, el 18 de febrero de 2021.

Formarían parte entonces del sistema de entrada, descenso y aterrizaje (EDL) de la nave, que esparció componentes a gran velocidad durante el amartizaje. Una vez entra en la atmósfera marciana, se deshace de piezas como el escudo térmico, que le protege de las temperaturas de esta fase de la misión, y despliega un gran paracaídas para disminuir la velocidad cuando se encuentra cerca de la superficie marciana. Las piezas quedan dispersas en un área de varios kilómetros.

Para intentar averiguar el origen del filamento se han enviado comandos al robot para que tome fotografías adicionales. Las cámaras Hazcam y Navcam de Perseverance puede retratar la superficie que tiene delante, así que de esta forma comprobarán si hay restos de otros objetos extraños visibles.

Por otro lado, el brazo robótico está tomando otras imágenes de las piezas en las que se han visto esos objetos desde otros ángulos para verlas con más detalle. El equipo se está planteando hacer análisis adicionales para comprender mejor la naturaleza de los escombros.

Fuente principal de la noticia: El Mundo.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS