Betty Bromage, la mujer de 93 años que rompió récord al volar atada a un avión
Es la quinta vez que la mujer hace este tipo de vuelos, logrando en esta oportunidad conquistar un Guinness Récord. Foto Captura de pantalla.
COMPARTE

Se trata de Betty Bromage, una mujer de 93 años que sobrevoló los cielos de Inglaterra atada a un avión. Su inspiración se debió a un anuncio que vio en la televisión.

"A mi edad no puedo correr, así que busqué otras ideas y me inspiré en el anuncio de Crunchie para caminar con alas. Pensé 'creo que podría hacer eso' ¡y eso fue lo que me hizo empezar!", comentó Bromage al medio 'Daily Mail'.

A pesar de la edad y de sufrir de artritis en el cuello, Betty decidió realizar esta hazaña, todo para recaudar fondos para una obra benéfica.

"Mi cuello está mucho mejor de lo que estaba porque mi osteópata ha estado trabajando mucho en él; en un momento ni siquiera podía girar la cabeza. Poder subir al avión y volver a bajar es un logro suficiente para mí", afirmó.

Esta actividad, que Bromage ha realizado cinco veces, destina los fondos para la organización benéfica de cuidados curativos de Sue Ryder. Es una forma de agradecimiento por el cuidado que le brindan a uno de sus familiares.

A los 87 años y luego de ver un wingwalk en un anuncio de televisión de Crunchie Bar, la mujer se dispuso a practicar esta aventura. "Tenía más de 80 años cuando probé esto por primera vez".

"¡Antes de eso, lo más peligroso que hacía era montar a caballo!. Wingwalking no es algo en lo que realmente haya pensado. Quería recaudar fondos para obras de caridad, así que comencé a investigar las cosas que podía hacer", destacó Betty.

Asimismo, Betty quedó inscrita en el libro de los Guinness Worlds Record.

Fuente principal de la noticia: Indy100.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS