vacuna moderna omicron
La mitad de cada dosis se dirige al virus original y la otra mitad se dirige a la variante ómicron Credit: Pexels.
COMPARTE

El lunes 15 de agosto Gran Bretaña se convirtió en el primer país en aprobar un refuerzo de la vacuna Moderna contra el coronavirus que se dirige tanto a la variante ómicron como al virus original que circuló en 2020.

Las nuevas vacunas desarrolladas por Moderna brindarán a los funcionarios de salud británicos una "herramienta afilada" en la lucha contra el coronavirus a medida que continúa evolucionando, informó June Raine, directora de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos para el Cuidado de la Salud del Reino Unido.

La agencia aprobó las inyecciones con el respaldo de la Comisión de Medicamentos Humanos, el organismo asesor científico independiente del gobierno. Esta solo se aplicará para adultos.

La mitad de cada dosis se dirige al virus original, mientras que la otra mitad se dirige a la variante ómicron. En los ensayos clínicos la vacuna fue eficaz contra ambas, así como contra las subvariantes BA.4 y BA.5.

Aunque las nuevas infecciones por coronavirus han disminuido desde los picos del invierno pasado, la Organización Mundial de la Salud ha informado millones de casos nuevos cada semana este verano, en parte por la propagación de las subvariantes de ómicron y también por la disminución de la inmunidad de infecciones anteriores o inyecciones de vacunas.

Los funcionarios de salud también se están preparando para un posible aumento de casos este otoño e invierno.

En los Estados Unidos, la administración de Biden ha estado elaborando una campaña de refuerzo de coronavirus para su lanzamiento en septiembre con una vacuna actualizada diseñada para brindar una protección más fuerte contra las subvariantes de ómicron.

 La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recibió garantías de Moderna y otros fabricantes de vacunas, Pfizer y BioNTech, de que las dosis reformuladas estarán listas en septiembre.

Alrededor de dos tercios de los aproximadamente 330 millones de residentes de los Estados Unidos han sido completamente vacunados, según cifras recopiladas por The Washington Post.

En los últimos siete días, se produjeron 226 nuevas infecciones por cada 100 mil personas, una disminución del 3% con respecto a la semana anterior, aunque las tasas de prueba más bajas y la dependencia de las pruebas en el hogar han dificultado el seguimiento de los casos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades relajaron las medidas destinadas a limitar la propagación del coronavirus la semana pasada, lo que indica que la administración Biden había decidido que la tasa de mortalidad más baja de COVID-19 en una población fuertemente vacunada le permitía adoptar medidas preventivas menos rígidas.

Sin embargo, los CDC aún recomiendan una primera dosis de refuerzo para todas las personas mayores de 5 años, un segundo refuerzo para personas mayores de 50 años y personas inmunocomprometidas mayores de 12 años.

Fuente principal de la noticia: The Washignton Post.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS