Calgary, Canadá es la ciudad predilecta para vivir en Norteamérica. FOTO: Wikipedia – Por AceYYC - Own work, CC BY-SA 4.0.
COMPARTE

Se encuentran principalmente en Canadá.

Más de 630.000 personas se mudaron a Norteamérica desde otras partes del mundo en el primer semestre de 2022, lo que supone un aumento del 51 por ciento con respecto al mismo período del año anterior. Es fácil darse cuenta del por qué. La región alberga algunas de las ciudades más "habitables" del mundo, según un índice de la EIU (Economist Intelligence Unit), nuestra empresa hermana. Clasifica las condiciones de vida en 172 ciudades del mundo para lo cual tiene en cuenta más de 30 factores relacionados con la educación, la cultura, el medio ambiente, la atención médica, las infraestructuras y la estabilidad. Este año, todas las ciudades de Norteamérica que se incluyen en el índice obtuvieron una puntuación superior a 80 (de un total de 100 puntos), con un promedio de 88. Esto convierte a Norteamérica en la segunda región más "habitable" del mundo, por detrás de Europa Occidental. ¿Cuáles de sus ciudades destacaron?

Quienes estén en busca de un nuevo hogar pueden considerar a Calgary. La ciudad canadiense obtuvo 96 puntos, la mayor puntuación entre las ciudades norteamericanas de la región. No es la primera vez que encabeza la lista: Calgary ha ocupado el primer puesto de la región en dos ocasiones anteriores durante la última década. Vancouver, Toronto y Montreal ocuparon los tres siguientes lugares. Los residentes de las cuatro ciudades canadienses disfrutan de las mejores puntuaciones en atención médica y educación. La aplicación de refuerzos de la vacuna contra el COVID-19 y la rápida reapertura de las escuelas durante la pandemia contribuyeron a su alta puntuación.

La ciudad mejor clasificada de Estados Unidos fue Atlanta, que ocupó el quinto lugar en la clasificación general. Los Ángeles, la ciudad que más ha subido, pasó del puesto 15 al noveno, gracias a las grandes ganancias en la categoría de cultura y medio ambiente después de que en febrero se redujeran las restricciones de capacidad de los locales. Nueva York, por su parte, se mantuvo en los últimos lugares, en el puesto 21, dos posiciones más abajo que antes del inicio de la pandemia. La ciudad obtuvo una mala puntuación en estabilidad e infraestructuras (como bien lo sabrán los neoyorquinos que viven preocupados por los altos índices de criminalidad o los pasajeros que quedaron atascados en el viejo metro). México no está incluido en el índice norteamericano de la EIU, pero sus ciudades se encuentran entre las últimas 50 del estudio global. Si se trata de habitabilidad, parece que cuanto más al norte, mejor.

The Economist

Lea el artículo original aquí.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS