Se viraliza la historia de una familia que viaja por el mundo antes de que sus hijos queden ciegos
La familia canadiense decidió viajar luego que le diagnosticaran a los pequeños, retinosis pigmentaria. Foto: Facebook / Le monde plein leurs yeux.
COMPARTE

La historia de una familia integrada por cuatro niños y sus dos padres se viralizó. Esto luego de que se conociera que viajarán por el mundo luego de que tres de los cuatro menores fueran diagnosticados con retinosis pigmentaria.

Esta enfermedad provoca la pérdida o disminución de la visión con el paso del tiempo. Razón por la cual decidieron realizar esta travesía.

El matrimonio conformado por Edith Lemay y Sébastien Pelletier son los padres de los cuatro niños.

Todo inició cuando Mía (la mayor de los cuatro hijos) tenía tres años. Sus padres notaron por primera vez que tenía problemas de visión.

Con el paso del tiempo notaron que sus otros dos hijos, Colin, de siete años, y Lauren, de cinco, estaban experimentando los mismos síntomas. Quedando solo uno que no posee dicha enfermedad.

Tras recibir en 2019 dicho diagnóstico, la familia tomó la decisión de darle la vuelta al mundo para tener recuerdos visuales. “No hay nada que puedas hacer realmente”, expresó Edith. Actualmente, no hay cura o tratamiento que frene el aumento de la retinosis pigmentaria.

“No sabemos cuán rápido avanzará la enfermedad, pero prevemos que se quedarán completamente ciegos en la mediana edad. Por eso, no voy a enseñarles un elefante en un libro, voy a llevarlos a ver un elefante de verdad. Y voy a llenar su memoria visual con las mejores y más bellas imágenes que pueda”.

Por su parte, Sébastien narró que pese a que el futuro no sea alentador, viven esta experiencia como una aventura.

“Queremos tomarnos este tiempo como familia y atender a cada uno de nuestros hijos para poder vivir esta experiencia al máximo. Este viaje nos ha abierto los ojos a muchas otras cosas, y realmente queremos disfrutar de lo que tenemos y de la gente que nos rodea”.

La pareja junto a los cuatro niños emprendió un reto, adquirir habilidades que les ayudará al futuro. Por lo que el especialista de Mía le propuso a la familia brindar “recuerdos visuales” a sus hijos, antes de que pierdan la vista.

“No voy a enseñarle un elefante en un libro, voy a llevarlos a conocer un elefante de verdad”, especificó Lemay.

El viaje inició en Namibia, al sur de África, donde interactuaron con elefantes, cebras y jirafas. Posteriormente, visitaron Zambia y Tanzania antes de tomar un avión a Turquía. Semanas después recorrieron Mongolia e Indonesia.

“Van a tener que ser muy resilientes durante toda su vida (…) Viajar es bonito, quería mostrarles que son afortunados por tener agua corriente en su casa y poder ir a la escuela todos los días con bonitos libros de colores”, finiquitó la familia.

Fuente principal de la noticia: CNN.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS