EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS
COMPARTE

El senador republicano Lindsey Graham presentó este martes un proyecto de ley que prohíbe el aborto a nivel nacional después de la semana 15 de gestación.

“El aborto no está prohibido en Estados Unidos. Depende de los funcionarios electos en Estados Unidos definir el tema... Los estados tienen la capacidad de hacerlo a nivel estatal y tenemos la capacidad en Washington de hablar sobre este tema si así lo elegimos. He elegido hablar”, dijo el senador en una conferencia de prensa.

La propuesta de Graham no tiene posibilidades de avanzar en el Congreso mientras los demócratas controlen la mayoría en ambas cámaras. Sin embargo, el senador prometió que, si los republicanos recuperan la mayoría en el Congreso tras las elecciones intermedias en noviembre, habrá una votación sobre este proyecto de ley.  

¿Por qué es importante? Se trata del esfuerzo más prominente entre los republicanos para restringir el procedimiento desde que la Corte Suprema anuló las protecciones sobre el aborto en junio y devolvió a los estados la autoridad para regular al respecto.

  • Desde entonces, el mapa del acceso al aborto fluctúa semana a semanas mientras entran en vigor leyes de prohibición y se resuelven litigios en tribunales. Actualmente 12 estados prohíben casi totalmente el aborto, al menos nueve no permiten excepciones para casos de violación e incesto.
  • La propuesta del senador Graham contrasta con la posición de los líderes republicanos, como Mitch McConnell, el líder de la minoría del Senado, quien señaló que era poco probable que buscaran prohibir el aborto en todo el país.
  • Los demócratas, por su parte, han elevado el acceso al aborto y los derechos sexuales y reproductivos como un punto central en su agenda de cara a las elecciones intermedias. Reiteradamente, han advertido que los republicanos podrían imponer una prohibición nacional.

Prohibición nacional. El proyecto, llamado “Ley de protección de los niños por nacer capaces de sufrir dolores contra los abortos tardíos”, prohíbe a los proveedores médicos realizar abortos después de la semana 15 de gestación.

  • Graham justifica el límite gestacional de 15 semanas bajo el supuesto de que en ese momento el feto ya se ha desarrollado lo suficiente como para sentir dolor por un aborto.
  • Esas 15 semanas preceden al umbral de las 24 semana, que es cuando el feto puede sobrevivir fuera del útero y fue establecido en el fallo Roe v. Wade en 1973, convirtiéndose en el límite de referencia para practicar un aborto
  • El texto incluye excepciones para salvar la vida de la mujer embarazada, así como casos de violación e incesto.
  • En los casos de violación, las mujeres deben haber recibido asesoramiento y tratamiento médico al menos 48 horas antes de practicarse el aborto.
  • En caso de que el embarazo sea el resultado de violación o incesto hacia un menor de edad debe haber sido denunciado ante una agencia gubernamental autorizada para actuar en casos de abuso infantil.
  • El término “aborto tardío” usualmente se usa para para los procedimientos que interrumpen el embarazo a finales del segundo trimestre, es decir, alrededor de las 21 o 24 semanas de embarazo.
  • El proyecto de ley es menos restrictivo que algunas de las prohibiciones de aborto más estrictas actualmente vigentes en estados republicanos. Sin embargo, restringiría el procedimiento en los estados liderados por demócratas que aún tienen leyes que protegen el acceso.

Lo que dicen. La Casa Blanca rechazó la propuesta del senador Graham y dijo que está “fuera de sintonía con lo que creen los estadounidenses”.

“Los republicanos en el Congreso están enfocados en quitarle derechos a millones de mujeres”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre en un comunicado.

“El presidente Biden y los demócratas del Congreso se comprometen a restaurar las protecciones de Roe v. Wade frente a los continuos pasos radicales de los republicanos electos para poner las decisiones sobre el cuidado de la salud personal en manos de los políticos en lugar de las mujeres y sus médicos, lo que amenaza la salud y la vida de las mujeres”, agregó.

  • La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, una férrea defensora del aborto, calificó el proyecto de ley como “la última y más clara señal de la intención de los republicanos extremos de MAGA de criminalizar la libertad de salud de las mujeres en los 50 estados y arrestar a los médicos por brindar atención básica”.

“Con Roe ahora fuera de su camino, los republicanos extremos de MAGA están avanzando alegremente con su cruzada mortal para castigar y controlar las decisiones de salud de las mujeres. En marcado contraste, los demócratas están luchando para poner a las personas por encima de la política, y nunca cederemos hasta que restablezcamos los derechos de Roe como la ley del país”, añadió.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS