Manifestantes a favor del aborto participan en una Marcha de Mujeres frente a la Casa Blanca, en Washington, DC el 9 de julio de 2022 | Foto EFE/EPA/WILL OLIVER
COMPARTE

West Virginia aprobó el martes una prohibición casi total del aborto durante una sesión especial de la legislatura, de mayoría republicana, en medio de protestas contra el proyecto alrededor del Senado estatal.

La ley prohíbe el procedimiento a menos que la mujer “tenga una condición médica que requiera un aborto para evitar su muerte o evitar un riesgo grave de deterioro físico sustancial e irreversible de una función corporal importante”. Este punto debe ser determinado “sobre la base de un juicio médico razonable”.

El proyecto también incluye excepciones para los casos de violación e incesto, siempre que la víctima denuncie el delito ante las autoridades competentes. Sin embargo, solo podrán realizarse un aborto antes de las ocho semanas de embarazo o 14 semanas para las personas menores de 18 años.

La ley entrará en vigor apenas el gobernador Jim Justice, también republicano, firme el proyecto.

Los médicos que violen la ley pueden perder sus licencias médicas, pero no enfrentarán sanciones penales. Cualquier persona que realice un aborto que no sea un médico con licencia y tenga privilegios de admisión hospitalaria enfrenta cargos por delitos graves y hasta cinco años de prisión.

¿Por qué es importante? Desde que la Corte Suprema puso fin al derecho al aborto federalmente en junio, empezaron a entrar en vigor las llamadas “leyes de activación” que fueron aprobadas antes del fallo y restringen el procedimiento.

  • West Virginia es el segundo estado del país, después de Indiana, en aprobar una prohibición después del fallo de la Corte Suprema. Otros estados lo han intentado, pero sus esfuerzos han fracasado o están estancados.
  • Los legisladores de Indiana prohibieron a principios de agosto el aborto desde el momento de la concepción, excepto en algunos casos de violación, incesto, anormalidad fetal fatal o cuando la mujer embarazada enfrenta riesgo de muerte o ciertos riesgos graves para la salud.

Una ley cuesta arriba. El gobernador Justice llamó a los legisladores de West Virginia para una sesión especial en julio para considerar restricciones al procedimiento.

  • El aborto se mantuvo legal en este estado hasta la semana 20 después de que un juez bloqueó una prohibición del siglo XIX, que fue aprobada antes de que el fallo Roe v. Wade se impusiera.
  • Aunque los legisladores aprobaron una versión inicial en la Cámara de Representantes estatal, el proyecto de ley se estancó en el Senado después de que no se alcanzara un acuerdo sobre las sanciones penales hacia los médicos que realicen los abortos ilegales.
  • Las sanciones penales fueron objeto de debate ya que podrían disuadir a los médicos, especialmente a los obstetras, de practicar la medicina en West Virginia, un estado considerado “desierto de maternidad”, debido a la escasez de médicos.
  • Finalmente, las dos cámaras lograron puntos en común más de un mes después y aprobaron el proyecto el martes, sin sanciones penales para los médicos.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS