Tras derrumbe en Cuernavaca todavía hay casas en peligro
10 tumbas en peligro inminente y un promedio de 70 que están ubicadas en una franja que pudiera ser afectada tras derrumbe en Cuernavaca. Foto: Facebook Coordinación Municipal de Protección Civil Cuernavaca
COMPARTE

Tras el derrumbe en Cuernavaca, ocurrido el miércoles 14 de septiembre en Los Pilares, las autoridades locales informaron que por el momento los escombros no serán removidos.

Esto debido a que hay riesgo de que con las vibraciones provocadas por la maquinaria se registre otro colapso y se ponga en riesgo a trabajadores y familias que viven en la zona.

Durante una reunión las autoridades locales y especialistas en la materia acordaron las labores a realizar para garantizar la seguridad de los vecinos.

“Se han padecido sismos, lluvias intensas y el área de por sí tiene una composición poco estable, es arena y tierra, la fuerza del viento y los árboles que han crecido han abonado a esto. De acuerdo con los expertos, por el momento no es factible recoger los escombros debido a que sirven de contención al talud, por lo que el movimiento y las vibraciones que pudieran provocar las maquinas que se necesitan para ello, desprenderían más material arenoso y tierra”, dijo José Luis Urióstegui, alcalde de Cuernavaca.

Acciones tras el derrumbe en Cuernavaca

Además de evaluar las condiciones del terreno, se hará un estudio técnico para conocer qué grado de inestabilidad tiene y contar con un escenario más claro de lo que podría ocurrir, por lo que se solicitará apoyo de las áreas técnicas del gobierno estatal. Urióstegui agregó que el estudio estaría concluido en tres o cuatro semanas, después será de eso cuando se determine cuánto debe rebajarse el talud.

Por otra parte, hay trabajos para mitigar el riesgo en 10 viviendas que están cerca, pero el peligro abarca a más de 100 casas. Las casas siguen bajo resguardo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y se habilitó un albergue en Chipitlán.

“En el panteón de La Paz se podarán árboles en zonas que pudieran propiciar la caída de este material. Se mantiene el diálogo con familiares de quienes están sepultados en estas áreas para explicarles la necesidad de mover a sus difuntos a otros espacios. Esto con el propósito de que al acudir a visitarlos no se pongan en riesgo. Siendo 10 las tumbas en peligro inminente y un promedio de 70 que están ubicadas en una franja que pudiera ser afectada”, concluyó Urióstegui.

Fuente principal de la noticia: Ayuntamiento de Cuernavaca

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS