La representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY) defendió a una testigo ante los ataques de uno de sus colegas durante una comparecencia ante el Comité de Supervisión de la Cámara sobre el uso de combustibles fósiles. FOTO: Bloomberg por Jeenah Moon.
COMPARTE

El diputado Clay Higgins (R-LA) conocido por defender el uso de los combustibles fósiles, se enredó en un acalorado diálogo con la testigo, Raya Salter, durante una audiencia sobre el clima en la Cámara de Representantes.

Se trataba de una audiencia del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes destinada a examinar cómo las empresas de combustibles fósiles promovieron la obstaculización de medidas ecológicas.  Pero el debate del jueves dio un giro después de que un polémico diálogo entre el representante Republicano, Clay Higgins, y una testigo hiciera que otra legisladora se disculpara en un momento que ha causado sensación en las redes sociales.

Lo que acabó convirtiéndose en una pelea a gritos, con palabras como "cariño" y "jovencita", comenzó con una pregunta sobre los petroquímicos. Higgins, quien considera a los combustibles fósiles como "la sangre vital de nuestra sociedad moderna", le preguntó a Raya Salter, fundadora del Energy Justice Law and Policy Center, un bufete de abogados de interés público, cuál era su plan para hacer frente al hecho de que una gran gama de productos que se fabrican con compuestos químicos derivados de los combustibles fósiles.

"Todo lo que tienes, tu ropa, tus gafas, el automóvil en el que llegaste, tu teléfono, la mesa y la silla en la que estás sentada, la alfombra que hay debajo de tus pies, todo lo que tienes son productos petroquímicos. ¿Qué harías con todo eso? ¡Explícale al mundo!" Le dijo Higgins a Salter, quien también está afiliada al Consejo de Acción Climática del estado de Nueva York, un organismo medioambiental del gobierno estatal.

Salter respondió diciendo: "Si tuviera ese poder, que, en realidad no lo necesito, porque lo que haría es pedirle a usted, señor, de Luisiana..." antes de que Higgins la interrumpiera.

Los siguientes dos minutos y medio estuvieron marcados por un tenso vaivén en el cual Higgins y Salter se arrebataban la palabra entre sí para responderse.

Salter le pidió a Higgins: "busque en su corazón y pregúntele a su Dios qué está haciéndoles a las personas negras y pobres de Luisiana", que, según informó Salter, son algunas de las personas más afectadas por los contaminantes que liberan las plantas petroquímicas.

El legislador Republicano respondió diciendo: "Mi querida señorita, estoy tratando de darte la palabra, cariño", y le dijo: "De acuerdo, pero ¿qué harías tú?".

"No tienes respuesta, ¿verdad, jovencita?, sobre qué hacer con los productos petroquímicos. Así que dejémoslo hasta allí", continuó Higgins.

"Tenemos que hacer a un lado los petroquímicos, tenemos que cerrar las instalaciones petroquímicas de su estado y dejar de usar plástico", respondió Salter.

Luisiana produce más gas natural que todos los estados de la nación, excepto dos, según la Administración de Información Energética de EEUU. Las 16 refinerías de petróleo del estado, con capacidad para procesar unos 3,2 millones de barriles de crudo al día, representan aproximadamente el 20 por ciento de la capacidad de refinación del país. Gran parte de esas infraestructuras se concentran a lo largo de la región sur de Luisiana que da al Golfo de México y que forma parte del distrito que representa Higgins.

Higgins señaló que los proyectos de gas natural licuado en su distrito ayudan a reducir las emisiones de carbono. El gas natural licuado (GNL) ha sido aclamado como una fuente de energía de transición en el camino hacia la neutralidad del carbono, y en medio de la guerra de Rusia en Ucrania, el gobierno de Biden está aumentando la provisión de gas natural a Europa con la esperanza de controlar la crisis energética. Pero aunque el GNL produce menos emisiones de carbono que los combustibles fósiles como el carbón y el petróleo, no es totalmente limpio, según el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales, una organización sin ánimo de lucro dedicada al medio ambiente.

Las industrias del petróleo y el gas se encuentran entre los cinco principales contribuyentes a la campaña de Higgins en el ciclo electoral 2021-2022, según datos de OpenSecrets, un organismo de vigilancia del financiamiento de las campañas. El legislador Republicano también ha defendido la importancia económica de los combustibles fósiles. El año pasado presentó una resolución en la cual desafiaba al gobierno de Biden a operar la Casa Blanca sin utilizar productos derivados de los petroquímicos. El proyecto de ley se remitió a un subcomité de la Cámara en febrero de 2021 y no se ha vuelto a debatir.

"La vida moderna no es posible sin la industria del petróleo y el gas. Estas fuentes de energía alimentan el mundo, y los productos derivados del petróleo se encuentran prácticamente en todas partes", señaló Higgins en una declaración en ese momento.

Eso es lo que quiso decir el jueves, pero la forma en que pronunció sus palabras escandalizó a algunos congresistas Demócratas. La representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY) llegó al extremo de disculparse por la "conducta de este comité y lo que acabamos de presenciar."

"Solo quiero que sepa que en los cuatro años que llevo siendo parte de este comité, nunca había visto a miembros del Congreso (ni Republicanos ni Demócratas) faltarle el respeto a un testigo de la forma en que le faltaron al respeto a usted hoy", le aseguró Ocasio-Cortez a Salter. "No me importa de qué partido sean. Nunca había visto nada parecido. En cuanto al caballero de Luisiana y lo bien que se sintió al gritarle de esa manera, existen muchas otras maneras de darse a entender".

"Francamente, con respecto a los hombres que tratan a las mujeres así en público, temo por cómo las han de tratar en privado", añadió Ocasio-Cortez.

La oficina de Higgins no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios a primera hora del viernes. Sin embargo, comunicó a The Hill en una declaración que no iba a dejar que los "activistas de izquierda" lo atropellaran.

"Cuando los radicales se presentan ante mi Comité con una actitud que habla de basura antiestadounidense, pueden tener por seguro que los trataremos de igual manera. Realmente no me importa si hiero los sentimientos de alguien mientras lucho por preservar nuestra República", declaró al medio.

El video de los comentarios críticos de Ocasio-Cortez (que los liberales en internet apoyaron ampliamente) y el intercambio verbal han sido tendencia en las redes sociales de ayer jueves. Un clip que muestra el diálogo entre Higgins y Salter había acumulado más de 560.000 visitas en Twitter a primera hora del viernes.

El jueves por la tarde, el legislador Republicano reafirmó lo que había dicho al compartir un video del intercambio de opiniones e instar a sus seguidores a que "vean el diálogo que tuve con una activista climática desquiciada en la audiencia del Comité [de Supervisión de la Cámara] de hoy".

Salter señaló que salió indemne del intercambio.

"¡Gracias por el apoyo! No me afectan los compinches de los combustibles fósiles", escribió en Twitter.

Washington Post - María Luisa Paúl

Lea el artículo original aquí.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS