Estudio sugiere que las personas con aquellas personas que tienen variantes genéticas comunes de alfa-sinucleína tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad de Parkinson. Foto: Pexels.
COMPARTE

Un estudio realizado por investigadores del Brigham and Women's Hospital y la Escuela de Medicina de Harvard ha hecho avances respecto a la función de la alfa-sinucleína, una proteína que debido a su mal plegamiento se acumula en las neuronas y es la principal causa del párkinson.

El contexto: Vikram Khurana, autor principal del estudio, habló en una entrevista con The Harvard Gazette acerca de los descubrimientos y avances logrados en su investigación, como las posibles causas, presencia de diferentes moléculas y enfoques individualizados para el párkinson.

  • El grupo de investigación descubrió unas proteínas, de unión ARN, que regulan las moléculas mensajeras encargadas de transcribir el ADN en proteínas (ARNm).
  • La alfa-sinucleína se adhiere a la membrana de unas pequeñas estructuras que se encuentran en las neuronas y se asemejan a un globo.
  • Cuando la alfa-sinucleína se adhiere a este capa de grasa conocida como membrana, también interactúa con la maquinaria celular (cuerpos P), un conglomerado de proteínas de unión al ARN que regulan las moléculas mensajeras encargadas de transcribir el ADN en proteínas (ARNm).
  • Se descubrió que los pacientes con mutaciones de la proteína del cuerpo P pueden tener un mayor riesgo de enfermedad de Parkinson.
  • Khurana explicó que esto sugiere que entre las proteínas del cuerpo P puede haber pistas sobre cómo surge la enfermedad en algunos pacientes y qué se necesita para tratarlos.

¿Y ahora qué…? Khurana comentó que buscan darle un enfoque individualizado al párkinson, por lo que la estrategia y tratamientos será diferente a las de otras enfermedades neurodegenerativas.

  • Resaltó que quienes tienen variantes genéticas que generan un 15% o un 20% más de la proteína alfa-sinucleína, también tiene un mayor riesgo de enfermar de párkinson.
  • El autor expresó que el equipo trabaja en los primeros ensayos terapéuticos dirigidos a mutaciones específicas de la enfermedad.
  • Así mismo se están esforzando en el diseño de ensayos clínicos que vayan de la mano con un tratamiento específico.

Fuente principal de la noticia: The Harvard Gazette.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS