Los Cerveceros vienen desde atrás, pero tienen chance ante los Filis / Foto captura de MLB Network
COMPARTE

Los Yanquis y los Cardenales aseguraron este martes los banderines de sus respectivas divisiones. Resta una semana de acción en la temporada regular de la MLB y ya siete equipos tienen sitio en los playoffs.

Pero aunque otros 13 elencos ya están eliminados, aún quedan cosas por decidir antes de completar el cuadro que el miércoles 5 de octubre mostrará el nuevo formato que se estrenará en esta postemporada.

Cinco divisiones ya tienen campeón. Solo queda disponible la diadema del Este en la Liga Nacional. La batalla entre Bravos y Mets ofrece las emociones que otras llaves no nos regalaron en 2022. Y lo mismo ocurre con el wildcard.

Atlanta y Nueva York empataron en la cima este martes. La victoria de los primeros ante Washington y la caída de los segundos frente a Miami les dejó igualados con récord de 97-58, a falta de siete juegos por celebrar.

Ambos ya tienen su boleto para la acción decisiva de octubre en la MLB. Pero ganar la división significaría viajar en primera clase, con ventaja de campo y otros privilegios. En el nuevo esquema, hay premio para quienes logren esa primera diadema.

Hagamos memoria: esta vez no habrá un juego definitorio entre los comodines para empezar los playoffs. Ahora se disputarán series al mejor de tres encuentros. Y las dos divisas con mejor marca avanzarán directo y con ventaja de campo a la segunda fase, las Series Divisionales.

Yanquis, Astros y Dodgers ya tienen ese ticket. El cuarto será quien quede en la cima entre Bravos y Mets.

Atlanta y Nueva York tienen pendiente jugar cuatro veces más contra dos débiles: Washington y Miami. Pero entre viernes y domingo se verán las caras durante tres tardes consecutivas, en el Truist Park. Es casi seguro que esa serie definirá todo.

¿Y el wildcard? El único puesto definido entre los seis disponibles está reservado para quien pierda la pelea entre indígenas y metropolitanos. Los otros cinco están en disputa, aunque varios tienen ya un pie adentro.

Los Azulejos estarán en la fiesta. Es cuestión de esperar al momento de destapar las botellas de champaña, cosa que puede ocurrir en cualquier momento. Los demás dependen de sí mismos y de cuánto aprieten los Orioles y los Cerveceros en esta brevísima recta final de la MLB.

Baltimore es el último aspirante fuera de los puestos de clasificación que queda en la Americana. Y Milwaukee es su contraparte en la Nacional.

La lucha de los oropéndolas es más complicada. Los alados están a seis juegos y medio de los Azulejos y a cinco de los Rays. Con tan poco por jugarse en la MLB, es prácticamente imposible darles caza. Su objetivo es plantar cara a los Marineros, que no asisten a una postemporada desde 2004.

Seattle está arriba por tres y medio. No es descartable una remontada de Baltimore. Pero ciertamente la tiene muy cuesta arriba.

El chance de Milwaukee, en cambio, es muy real. Están lejos de San Diego (a cuatro de distancia, a falta de ocho duelos para cada uno). Pero Filadelfia sí está a tiro.

Apenas juego y medio separa a los Filis de los Cerveceros. Es una brecha mínima. Y aunque los cuáqueros están adelante en esta carrera, el calendario no les ayuda.

Filadelfia tiene pendientes dos choques contra los débiles Cachorros y cuatro contra los mediocres Nacionales. Luego de eso, le tocará cerrar la campaña con tres duelos ante los Astros, el mejor equipo de la Americana. Y todos esos nueve cotejos serán en rol de visitante.

No es un buen augurio. Los Filis tiene un flojo registro de 36-36 cuando actúan en la carretera.

Milwaukee, en cambio, tiene por delante un tope difícil contra los Cardenales, cuatro ante los flojos Marlins y tres más los pequeños Diamondbacks. Los ocho compromisos serán en su hogar, donde han sido fuertes, con marca de 42-31.

Así que son tres las batallas que concentrarán la atención en esta semana final. Los Mets y los Bravos, peleando el banderín, sabiendo que ahora no habrá juegos de desempate, sino que se aplicará la serie particular. Los Orioles, en su lucha casi improbable en pos de dar alcance a los Marineros. Y ese combate entre Filis y Cerveceros, que promete sudor, lágrimas y que puede regalar la última gran noticia de la justa, cuando el próximo miércoles finalmente termine la acción.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS