EEUU Rusia
POLÍTICA. Jake Sullivan (der.), amenazó con acciones/EFE
COMPARTE

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional, comentó a un alto funcionario ucraniano este domingo que cualquier que apoye las recientes acciones de Moscú y las anexiones de cuatro regiones por parte del presidente Vladimir Putin, enfrentará consecuencias "graves".

El funcionario estadounidense sostuvo un encuentro con Andriy Yermak, jefe de la oficina del presidente de Ucrania, en una reunión celebrada en Estambul, Turquía.

Sin filtro. "El Sr. Sullivan subrayó el firme apoyo de Estados Unidos a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania. Transmitió que Estados Unidos y sus aliados y socios no se verán disuadidos por las flagrantes violaciones del derecho internacional por parte de Rusia, incluida la Carta de las Naciones Unidas, e impondrán graves costos a cualquier individuo, entidad o país que brinde apoyo a la supuesta anexión de Rusia", según un comunicado.

  • "El Sr. Sullivan enfatizó que Estados Unidos está comprometido a apoyar al pueblo ucraniano mientras defiende su soberanía y democracia, incluso a través de los $ 12 mil millones en asistencia adicional que el presidente Biden recientemente promulgó", agregó el comunicado.

Esto fue lo que pasó. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, proclamó el viernes la anexión de cuatro territorios de Ucrania en una ceremonia en el Gran Palacio del Kremlin, a la que asistieron altos funcionarios políticos y militares, miembros del parlamento e incluso blogueros de guerra rusos.

  • Putin firmó los llamados “tratados de adhesión” para absorber las regiones ucranianas de Luhansk, Donetsk, Kherson y Zaporizhzhia. Una vez que se firmaron los documentos, Putin y los cuatro líderes delegados de las regiones ocupadas se tomaron de la mano y corearon “¡Rusia! ¡Rusia! ¡Rusia!" ante las aclamaciones y aplausos del público.
  • Con esto Rusia se apoderó ilegalmente de unas 40 mil millas cuadradas de tierra, o aproximadamente una séptima parte de todo el territorio ucraniano. La acción es considerada como la mayor toma de territorio en Europa en la posguerra.
  • El intento de apoderarse del territorio, que las fuerzas rusas no controlan por completo ni militar ni políticamente, es una violación flagrante del derecho internacional que podría escalar y prolongar el conflicto militar en Ucrania.

Fuente principal de la noticia: The Hill

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS