bacteria Florida
SALUD. Qué sabemos sobre la bacteria “come carne” y el aumento de infecciones en Florida tras el huracán Ian/Factchequeado
COMPARTE

Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • Los casos de personas infectadas por la bacteria Vibrio vulnificus, apodada como “bacteria come carne”, han aumentado en Florida tras el huracán Ian.
  • Esta bacteria provoca una enfermedad llamada vibriosis que a veces causa diarrea, vómitos y fiebre y, en los peores casos, puede requerir la amputación de alguna extremidad.
  • La vibriosis se puede contraer al consumir pescado o marisco crudo o al exponer una herida al agua salada o salobre (una mezcla de agua dulce y salada).

Los casos de personas infectadas por la bacteria Vibrio vulnificus, apodada por algunos medios como “bacteria come carne”, han aumentado en Florida debido a los impactos del huracán Ian, según el Departamento de Salud de Florida. Te contamos qué sabemos de esta bacteria, qué enfermedades puede provocar y cómo prevenir infecciones.

Por qué se ha producido un aumento de infecciones tras el huracán Ian

En 2022, el Departamento de Salud de Florida ha reportado 65 casos de esta infección y 11 muertes en el estado hasta el 14 de octubre, frente a los 34 casos y 10 muertes reportados en 2021 y los 36 casos y 7 muertes de 2020. 

Los huracanes, las marejadas ciclónicas y las inundaciones costeras se han vinculado a las infecciones por Vibrio vulnificus, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). El Departamento de Salud de Florida en el condado de Lee advirtió el pasado 3 de octubre de que las inundaciones y las aguas estancadas tras un huracán “presentan muchos riesgos, incluidas enfermedades infecciosas como Vibrio vulnificus”. 

Tras estar en una zona inundada, los CDC aconsejan lavarse las manos con agua y jabón, toallitas o desinfectantes a base de alcohol. “El agua puede contener muchas cosas que pueden dañar la salud, incluidos gérmenes, productos químicos peligrosos, desechos humanos y de ganado, animales salvajes o callejeros, líneas eléctricas caídas y otros contaminantes que pueden enfermarte”, señala. En Factchequeado te hemos explicado cómo protegerte antes, durante y después de un huracán y en caso de fuertes lluvias e inundaciones.

Esta bacteria a veces causa diarrea o fiebre y puede requerir la amputación de alguna extremidad

La bacteria Vibrio vulnificus puede causar a los seres humanos una enfermedad llamada vibriosis. El Departamento de Salud del Estado de Washington explica que los síntomas de esta enfermedad intestinal incluyen diarrea, cólicos abdominales, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos

Por lo general, según los CDC, las personas infectadas se recuperan en unos tres días, pero hay quienes enferman gravemente y pueden necesitar cuidados intensivos o incluso la amputación de alguna extremidad.

Esto se debe a que algunas infecciones por Vibrio vulnificus provocan fascitis necrosante, una grave infección en la que “muere la carne que se encuentra alrededor de la herida abierta” y puede ser mortal. “Es posible que los médicos tengan que amputar las piernas o los brazos del paciente para extirpar el tejido muerto o infectado”, afirman los CDC. 

Según recoge el organismo, este es el motivo por el que algunos medios de comunicación han bautizado a esta bacteria como “devoradora de carne” o “come carne”. No obstante, la fascitis necrosante puede ser provocada por muchos tipos de bacteria.

La mayoría de las personas que contraen fascitis necrosante tienen otros problemas de salud que podrían reducir la capacidad de su cuerpo para luchar contra las infecciones. Por ejemplo, diabetes, enfermedad renal, cicatrizaciones en el hígado (cirrosis) y cáncer.

La vibriosis se contrae al consumir pescado crudo o al exponer una herida al agua salada

Las personas pueden contraer vibriosis al consumir pescado o marisco crudo, como ostras, camarones o almejas, según un artículo publicado en la revista Infection and Immunity. Los autores subrayan que la bacteria Vibrio vulnificus es responsable de la gran mayoría de las muertes relacionadas con mariscos en Estados Unidos. 

Unos 80.000 estadounidenses contraen cada año vibriosis (por la bacteria Vibrio vulnificus o por otras como Vibrio parahaemolyticus o Vibrio alginolyticus) y unos 100 mueren por esta enfermedad. Así lo indican los CDC, que estiman que unos 52.000 casos se producen por comer alimentos contaminados. 

Este tipo de bacterias, según los CDC, “existen naturalmente en ciertas aguas costeras y están presentes en concentraciones mayores entre los meses de mayo y octubre (en el hemisferio norte), cuando las temperaturas del agua son más altas”.

También es posible infectarse al exponer una herida abierta al agua salada o salobre (una mezcla de agua dulce y salada que se suele encontrar donde los ríos desembocan en el mar). 

Hay algunas personas que corren un mayor riesgo de contraer vibriosis. Es el caso de aquellas “con el sistema inmunitario debilitado, especialmente quienes tienen enfermedad hepática crónica”.

Si a alguien le preocupa haber estado expuesto a este tipo de bacterias y tiene posibles síntomas de vibriosis, es aconsejable que acuda al médico de inmediato. La infección se diagnostica cuando se encuentran estas bacterias en la herida, la sangre o las heces de una persona enferma y se trata con antibióticos.

Cocinar el marisco, mantenerse alejado del agua salada y otros consejos para prevenir la infección

Existen algunos consejos para reducir el riesgo de contraer vibriosis. Los CDC recomiendan no comer ostras u otros mariscos crudos o poco cocidos y lavarse las manos con agua y jabón después de manipularlos. 

Manténgase alejado del agua salobre o el agua salada si tiene una herida (incluidos los cortes y las raspaduras) o cubra la herida con una curita o vendaje a prueba de agua si existe la posibilidad de que tenga contacto con agua salobre o agua salada, pescados o mariscos crudos o sus líquidos”, sugiere el organismo. Si una herida ha sido expuesta a cualquiera de estos líquidos, es recomendable lavarla con agua y jabón.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

COMPARTE