El programa tuvo críticas por parte de organismos nacionales e internacionales tanto en México como en EEUU | Foto: Archivo EFE
COMPARTE

El polémico programa "Quédate en México", que se mantuvo vigente desde 2019 y hacía que los migrantes esperaran en la frontera norte del país por la resolución de sus trámites para poder entrar legalmente a Estados Unidos, llegó a su fin, según anunció el 25 de octubre el gobierno mexicano.

La información fue difundida por la Secretaría de Relaciones Exteriores(SRE) a través de un comunicado en el que resaltó que esta medida que era conocida en EEUU como Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés) fue hecha unilateralmente durante el gobierno del expresidente republicano Donald Trump.

En el documento se explicó que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) notificó a la SRE sobre la falta de espacio en los albergues de Tijuana, Baja California, habilitados para procesar más casos bajo el "Quédate en México" y que por esa razón no se permitió el ingreso a más personas por ese punto de entrada desde el 19 de junio de este año.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) no se pronunció al respecto sino hasta el 8 de agosto, cuando anunció la conclusión formal del programa.

El programa obtuvo críticas de las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales, tanto en México como en EEUU por la falta de condiciones humanitarias en los albergues, reseña DW.

Te puede interesar: ¿Remain in Mexico terminará de forma “rápida y ordenada”? El gobierno dice que sí

Las cifras compartidas por el Comité Internacional de Rescate (IRC, por sus siglas en inglés), esta política impactó a más de 75 mil migrantes "violando el derecho de las personas a buscar asilo".

"El Gobierno de México, a través de la SRE, ha venido verificado que se otorgue la atención humanitaria necesaria a las personas migrantes participantes en el programa, incluyendo la administración de pruebas para COVID-19 y la atención de casos positivos, y seguirá garantizando su adecuada estancia y protección en territorio nacional en esta etapa de terminación”, finalizó el comunicado.

En una entrevista concedida a Reuters, el director de la casa del migrante Juventud 2000 en Tijuana, José María García, aseguró que esta decisión "no cambia nada, porque el Título 42 sigue arrojando a la gente de manera inmediata a México". Para él "lo que se necesita es que los migrantes tengan derecho al debido proceso".

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS