Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron la semana pasada que 4,5 millones de estadounidenses habían recibido la vacuna actualizada durante esa última semana / Foto: Pexels
COMPARTE

Este martes, el presidente Joe Biden recibió un refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 e instó a los estadounidenses a hacer lo mismo. Esto como parte de una serie de estrategias de oficiales de salud cuyo enfoque es que las personas se apliquen vacunas de refuerzo, especialmente los más vulnerables, y evitar miles de muertes prevenibles, de cara al próximo invierno, informó The Washington Post.

¿No se había acabado la pandemia?

Según Reuters, hasta la semana pasada, solo 20 millones de estadounidenses en el país habían recibido la vacuna más actualizada. La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo el jueves que no era suficiente.

  • En una entrevista publicada en septiembre, Biden dijo que la pandemia se había terminado. “Todavía tenemos un problema con el COVID, todavía estamos trabajando mucho en eso, pero la pandemia ha terminado”, dijo el presidente a un periodista de CBS.
  • Aunque los epidemiólogos están de acuerdo en que la pandemia ya no es tan grave como lo fue en algún momento, gracias al acceso a las vacunas, inmunidad y otras medidas, el número de muertes, si bien es menor que antes, es todavía relativamente alto, y no está claro qué pueda traer el futuro.
  • La OMS no ha decretado el fin de la pandemia y no existen figuras legales que lo determinen. Pero especialistas, como el epidemiólogo David Dowdy, de la Facultad Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins, dice “si fuera por mí, me gustaría esperar hasta que pasemos el invierno antes de decir eso”, reseñó factchequeado. 
  • Aunque el país está en una mejor posición que en años anteriores, gracias a vacunas y tratamientos, a los oficiales de salud les preocupa los fondos limitados, el agotamiento de los trabajadores de primera línea y la apatía y hartazgo de la gente, que ya quiere dejar la pandemia atrás. 

La nuevas variantes 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron la semana pasada que 4,5 millones de estadounidenses habían recibido la vacuna actualizada durante esa  última semana, el mayor aumento desde que se lanzó el programa de vacunación de otoño y un 40% más que la semana anterior.

  • Estados Unidos comenzó a implementar las vacunas COVID-19 actualizadas en septiembre, diseñadas para enfrentarse a las subvariantes Omicron BA.4 y BA.5 que circulan en la actualidad  y para la versión original del virus.
  • En agosto, los funcionarios estadounidenses extendieron la emergencia de salud pública, vigente desde enero de 2020, hasta el 13 de octubre.
  • El pasado 13 de octubre, a través de un comunicado, el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, indicó que se renovaba la determinación de que una emergencia de salud pública existe y existe desde el 27 de enero de 2020, a nivel nacional.

Fuente principal de la noticia: Reuters

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS