La republicana Yesli Vega y la demócrata Abigail Spanberger protagonizan una reñida contienda en Virginia
CANDIDATOS. La republicana Yesli Vega (izq.) busca desbancar a la demócrata Abigail Spanberger en la elección por el distrito 7 del Congreso. FOTO: Cort. Campaña Vega/ Campaña Spanberger
COMPARTE

Una de las contiendas más reñidas en Virginia durante estas elecciones de medio término, el 8 de noviembre, la protagonizan dos mujeres, en el distrito electoral 7.

La republicana Yesli Vega, quien es supervisora en la Junta de Gobierno de Prince William, intenta convertirse en la primera hispana de Virginia que llega al Congreso de Estados Unidos y busca desbancar a la dos veces electa para el puesto, Abigail Spanberger, una demócrata centrista.

Esta elección es importante porque podría ayudar a cambiar la balanza de poder en el Congreso.

Las elecciones de medio término renovarán los 435 escaños de la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas. Al igual, que un tercio del Senado, equivalente a 35 asientos.

En Virginia hay 11 distritos electorales, y tras el Censo 2020 se han realineado los distritos en base al número de la población. El distrito 7, representado por Spanberger, incluye la mayoría de suburbios al norte de Richmond, como los condados de Stafford, Culpeper, Spotsylvania, King Georges y la ciudad Fredericksburg. Pero ahora se extendido a más zonas de Prince William.

Otro dato a considerar es que este distrito estuvo en manos de republicanos por tres décadas hasta que Spanberger ganó las elecciones en 2018 y fue reelecta en 2020.

El Tiempo Latino solicitó con semanas de anticipación entrevistas con ambas candidatas y solo Spanberger contestó a los requerimientos. Al cierre de esta edición, Vega no había respondido a los mensajes.

¿Quién es Abigail Spanberger?

LATINOS. Un grupo de líderes y activistas hispanos ofrecen su apoyo a la candidata Abigail Spanberger. FOTO: Cort. Campaña Spanberger

La demócrata Abigail Anne Spanberger nació en Nueva Jersey en agosto de 1979 y se mudó a Virginia con su familia cuando tenía 13 años, estableciéndose en el condado de Henrico a las afueras de Richmond.

De 2006 a 2014, Spanberger trabajó en la CIA (Agencia Central de Inteligencia) como oficial de operaciones, recopilando inteligencia sobre proliferación nuclear y terrorismo. También trabajó en el Servicio de Inspección Postal, en casos de lavado de dinero y narcóticos.

Después de trabajar en el sector privado durante algunos años, el ex gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, la nombró miembro de la Junta de Equidad de Vivienda de Virginia.

En 2018 hizo historia al derrotar al titular republicano Dave Brat, en el distrito 7, poniendo fin al dominio de 36 años del Partido Republicano en esa jurisdicción. En 2020 fue reelegida para un segundo mandato, por un estrecho margen de 6 mil 600 votos contra el delegado estatal republicano Nick Frietas.

En ese entonces Spanberger criticó abiertamente la estrategia electoral del Partido Demócrata para 2020 en una llamada filtrada con otros miembros del caucus demócrata. Dijo que los demócratas "no deberían volver a usar la palabra 'socialista' o 'socialismo' nunca más", ya que vio que los republicanos apuntaban a los anuncios sobre "socialismo" y "desfinanciar a la policía" como una razón por la cual los demócratas estaban perdiendo distritos decisivos como el de ella.

Ha sido presidenta del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes y ha servido en el Comité de Asuntos Exteriores También es vicepresidenta del Caucus bipartidista de solucionadores de problemas. Habla español de manera fluida. Está casada y tiene tres hijas.

Plataforma política de Spanberger

REELECCIÓN. Abigail Spanberger ha estado en el Congreso por dos términos seguidos. FOTO: Cort. Campaña Spanberger

Como centrista, Spanberger se aleja de los temas del ala liberal demócrata y dice que se enfoca en la economía, pequeñas empresas, seguridad y situación migratoria, entre las prioridades de su agenda.

También se ha manifestado a favor del derecho al aborto.

“La gente está preocupada por la economía, el precio de la gasolina y espera soluciones”, dijo a El Tiempo Latino.

Una de las medidas a beneficio de las pequeñas empresas que la congresista dice impulsar es la reducción de “las cargas regulatorias y burocracia innecesarias”. “Queremos asegurarnos de que los empleadores y empleados de Virginia puedan recuperarse y tener éxito, después de los años difíciles de COVID”.

Otro de los puntos en la economía y empleo a los que apunta Spanberger es el aumento de la inversión en capacitación vocacional y programas de aprendizaje para jóvenes. “Estos pueden generar trabajos mejor pagados, respaldar el crecimiento de pequeñas empresas en nuestras comunidades y preparar a la próxima generación a medida que ingresan a un mundo competitivo y que cambia rápidamente”, añadió.

En el plano migratorio, Spanberger se concentra en proyectos específicos para regularizar a cierto grupo de inmigrantes como los “dreamers’, es decir jóvenes indocumentados que fueron traídos por sus padres siendo niños y que cumplen con ciertos requisitos. Miles de estos jóvenes cuentan con una protección temporal a través de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

También se concentra en las familias de estatus mixto. “Hay necesidad de una reforma migratoria”, comentó.

En cuanto al tema de seguridad, Spanberger acude a su historial como oficial de la CIA y policía federal para enfatizar en la importancia de proveer mayores recursos económicos a los departamentos policiales. En lugar del slogan “Defund the Police” (Quiten Fondos a la Policía), que adoptó la izquierda en el verano de 2020, Spanberger ha trabajado para proveer más recursos a los departamentos policiales. “Estoy presentando un proyecto de ley junto con mi colega Tom Rice para añadir más recursos al programa de COPS (Community Oriented Policing)”, dijo al señalar que busca duplicar el presupuesto de $500 millones a $1 mil millones.

Para más información sobre su plataforma visite https://spanberger.house.gov/resources

¿Quién es Yesli Vega?

FAMILIA. La candidata republicana Yesli Vega con sus padres (der.) y amigos (izq.) al ganar las primarias en junio. FOTO: Milagros Meléndez para ETL

Yesli Vega nació en Houston, Texas, de padres salvadoreños, que huyeron de la guerra civil en ese país durante los años 80. Cuando tenía 5 años de edad, su familia se mudó a Virginia.

Ella cuenta su vida como una historia de superación al lograr el sueño americano. Sus padres trabajaron arduamente y le infundieron los valores de la familia, dijo. Su padre es pastor y su madre empezó su negocio limpiando casas. “Mi familia es mi inspiración y mi motivación” expresó a El Tiempo Latino al ganar las primarias en junio.

Está casada con un militar desde hace 15 años y tiene dos hijos. Vega es la única hispana en la Junta de Supervisores (gobierno local) de Prince William.

Antes de ello, perteneció a las fuerzas del orden. Cuenta que se vio motivada a convertirse en policía luego de que su hermano fue herido durante un enfrentamiento con la pandilla MS-13 en un caso de identidad equivocada. “El amigo de mi hermano murió”, relató.

Empezó su carrera en el Departamento de Policía de la ciudad de Alexandria. Más tarde, Vega se mudó a Corea del Sur cuando su esposo fue desplegado como miembro del ejército de los Estados Unidos. Al regresar, Vega se enlistó en el Departamento de Policía de Manassas Park, donde se convirtió en una negociadora de rehenes certificada, y luego se unió a la Oficina del Sheriff del Condado de Prince William donde sirvió como miembro del Equipo de Intervención de Crisis bajo el comisario Glen Hill.

En 2018 ganó las elecciones para un asiento en la Junta de Supervisores, desde donde derrotó las resoluciones de control de armas y luchó para preservar el controversial acuerdo 287(g) que permite al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tomar custodia de los detenidos que sean indocumentados. Vega es la primera en su familia inmediata en graduarse de la universidad, tiene una Licenciatura en Ciencias en Justicia Criminal de la Universidad Militar Estadounidense.

Plataforma política de Vega

VOLUNTARIO. Leandro Ruiz Fernández toca puertas entregando literatura de Yesli Vega, el pasado 27 de octubre. FOTO: Milagros Meléndez para ETL

Siguiendo los principios republicanos, Vega cree en un gobierno más pequeño y limitado, al igual que en la reducción de impuestos. Critica al gobierno del presidente Joe Biden en cuanto a las políticas económicas, de seguridad y migratorias.

Además busca que los padres tengan mayor participación en la educación de sus hijos.
“Queremos mejorar la economía. Cuando hay que pagar más por la comida o por la gasolina no hay partido que nos distinga”, dijo.

“No al adoctrinamiento en las escuelas. No queremos que a nuestros hijos se les diga que son niñas y a nuestras hijas que son niños”, agregó.
En cuanto al tema migratorio, Vega impulsará medidas para un mayor control de la frontera. Durante una entrevista anterior dijo: “Quiero sentarme para ver cuales son las posiciones de los demás y poder concluir en una propuesta. Nunca vamos a estar de acuerdo en todo pero cuando hay representación se puede conversar”.

Los padres de Vega pudieron legalizar su situación con la política IRCA de Ronald Reagan. “Además de tener un historial limpio, tenían que demostrar que no serían una carga fiscal y aprender inglés e historia estadounidense. A cambio, se suponía que los empleadores estadounidenses solo contratarían trabajadores estadounidenses o aquellos que estaban aquí legalmente. Esta disposición nunca se hizo cumplir”, expresó en su plataforma que comparte en su sitio web.

Ataques

La campaña de Spanberger ha atacado a Vega por sus comentarios que hizo sobre el aborto, después de que la Corte Suprema revocara la decisión Roe vs. Wade de 1973, regresando el tema a cada estado.

En una grabación de video, Vega cuestionó las posibilidades de que una niña salga embarazada durante una violación, hecho que la campaña de Spanberger ha tomado para sus avisos publicitarios.

La campaña de Vega alega que esos comentarios fueron sacados de contexto.

Por su parte ,Vega lanzó recientemente unos ataques en contra de Spanberger al relacionarla con los comentarios que realizó la delegada estatal demócrata, Elizabeth Guzmán sobre un proyecto de ley que fracasó en el pasado, cuyo objetivo era proteger a los niños del abuso infantil debido a su orientación sexual o identidad de género. Propios demócratas dijeron que el proyecto de 2020 era redundante.

Sin embargo en un reportaje de un canal de televisión se dijo que “los padres estarían cometiendo abusos contra sus hijos si no afirman su identidad de género u orientación sexual al punto de ir a la cárcel”.
Spanberger se alejó de esos comentarios —que según Guzmán— fueron tergiversados.

Sin debate

Spanberger y Vega no se han enfrentado en ningún debate. Durante el verano, Vega se negó a participar en uno de ellos y recientemente Spanberger también. Los planes para el debate, programado a mediados de octubre comenzaron a desmoronarse después de que el comité organizador nombró al comentarista conservador y presentador de programas de entrevistas Larry O'Connor como co-moderador.

Spanberger se opuso a esa elección, citando ocasiones en las que O'Connor había hablado negativamente sobre los demócratas o sobre ella, incluso durante entrevistas con Vega en su programa.

Voto Latino

Una encuesta de Washington Post-Ipsos encontró que el Partido Republicano ha logrado avances entre los votantes hispanos desde 2018, pero los demócratas aún tienen una ventaja de 27 puntos entre este grupo.

Sin embargo, el decano de la Escuela de Política y Gobierno Schar de la Universidad George Mason, Mark Rozell, le dijo a The Washington Post que "el voto latino no es un voto demócrata seguro" y señaló que los votantes hispanos están lejos de ser monolíticos en los temas que impulsan las elecciones de este año, como los altos precios y el aborto, que según la encuesta son dos temas principales para los hispanos que votan este año. “A los hispanos les preocupa los mismos temas que impactan a los demás votantes. La inflación, el aborto, el derecho de los padres de intervenir en la educación de sus hijos”, expresó Michael Monroy, de la organización con fines políticos Libre Acción de Virginia, quienes respaldan a Vega.

En el Distrito 7 de Virginia, los hispanos representan el 15% de la población en edad de votar e incluso considerando que no todos esos votantes pueden estar registrados o ser elegibles, Rozell dijo que “ciertamente podrían ser decisivos para el resultado, especialmente en una elección muy reñida”.

“Cada voto cuenta y los hispanos debemos hacer escuchar nuestra voz a favor de candidatos que velan por los interesas de todas las comunidades”, expresó Walter Tejada, presidente del Virginia Latino Leaders Council, que apoya a Spanberger.

Tejada recuerda que él ganó las elecciones para concejal del condado de Arlington, Virginia, por 30 votos.

El cubano Leandro Ruiz Fernández votará por Yesli Vega. “Ella ha estado peleando por la comunidad hispana por años, y sé que va a continuar cuando llegue a Washington”, dijo al tocar puertas el jueves 27 de octubre distribuyendo propagandas de Vega.

Mientras que el empresario Carlos Castro se decidió por Spanberger. “Ella tiene más experiencia en el Congreso”, dijo al señalar que en el pasado apoyó a Vega para que fuera electa como supervisora, “pero me decepcionó”.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS