Miguel Cardona
EDUCACIÓN. Miguel Cardona, secretario de Educación/The Washington Post
COMPARTE

El programa de alivio a la deuda estudiantil lanzado por la administración Biden brindará apoyo a uno de cada dos hispanos que soliciten el beneficio.

Así lo confirmó Miguel Cardona, secretario de Educación, a Rafael Ulloa, vicepresidente de Contenido de El Tiempo Latino.

En entrevista exclusiva, el funcionario habló sobre el programa, sus puntos positivos y cómo espera que el parón en las cortes se resuelva de la mejor manera posible para seguir adelante.

¿Qué debe saber la comunidad latina sobre este programa?

Desafortunadamente, para muchos hispanos se ha hecho difícil tener una educación universitaria y estamos tratando de arreglar un sistema roto. Parte de esto es el alivio de la deuda estudiantil que el presidente anunció en agosto.

Nosotros presentamos un programa donde pueden aplicar en menos de cinco minutos y hemos recibido información de más de 26 millones de personas que califican y sabemos que hay muchos latinos.

Uno de cada dos latinos que aplica puede recibir el alivio.

Tenemos que esperar qué dice la corte por las demandas que pararon este beneficio, pero seguimos luchando para que pueda avanzar.

¿Qué ha identificado como desinformación sobre el tema?

Hay muchos que quieren tomar ventaja de este alivio para quienes califican, así como estafas. Pero mi consejo es simple: no vayan a otro web site que no sea el nuestro.

Ahí se puede aplicar y recibir información. No le hagan caso a quienes buscan hacer el proceso por dinero.

¿Quiénes califican?

Aquellos que tienen deuda estudiantil y ganan menos de $125 mil al año, pueden recibir $10 mil de alivio.

Aquellos que necesitan más apoyo pueden recibir hasta $20 mil en alivio.

Si son parte de una familia que gana menos de $250 mil al año, también califica.

El 90% va para aquellos que ganan al año $75 mil o menos.

La intención aquí es ayudar a las personas de clase media que necesitan apoyo. Nosotros tenemos un plan para poner más dinero en los bolsillos de las personas que trabajan y tratan de hacer mejores a sus comunidades donde viven, no para los millonarios que se benefician de los planes republicanos.

Me siento contento con el programa, aunque un poco frustrado en las cortes, pero creo que vamos a ganar y darle el alivio a millones de personas que lo necesitan aquí en Estados Unidos.

COMPARTE