OLA ROJA PARCIAL. DeSantis ha sido evasivo ante las preguntas sobre sus intereses presidenciales en varias ocasiones. Foto: EFE
COMPARTE

Puede que la ola roja no haya ocurrido a nivel nacional, pero Florida —que ha sido un estado swing por años— parece haberse pintado de rojo indefinidamente.

Y en esa realidad, el gobernador republicano reelecto Ron DeSantis tuvo un éxito avasallante ¿Podrá ser lo que necesitaba para, finalmente, anunciar sus intenciones de lanzarse a la candidatura presidencial 2024?

Una progresiva transición del azul al rojo

Mientras los republicanos barrían las oficinas estatales por primera vez en casi 150 años, DeSantis ganaba la reelección con una ventaja sorprendente, reseñó Vice

  • El gobernador ganó la reelección por más de 1,5 millones de votos y casi 20 puntos, solo cuatro años después de haber ganado la gobernación por un estrecho margen de 33 mil votos.
  • Los republicanos de Florida también obtuvieron cuatro escaños en la Cámara de Representantes de los EE. UU., en parte por manipulación de los distritos, indicó Vice.  
  • También arrasaron en todas las contiendas estatales por dos dígitos y ampliaron sus mayorías ya sustanciales en la legislatura estatal.

¿Cómo llegamos hasta aquí? 

Las primeras transiciones de Florida a un estado rojo ocurrieron en 2020, cuando Trump mejoró el margen que tuvo con respecto a las elecciones de 2016, contra Hilary Clinton. 

  • Desde entonces, ha habido un giro hacia la derecha entre los votantes hispanos en el estado, particularmente en las comunidades cubanas y venezolanas en la zona de Miami, considerada un bastión demócrata durante mucho tiempo. 
  • El día de las elecciones, el condado de Miami-Dade se pintó de rojo, con la victoria del senador republicano Marco Rubio, el gobernador Ron DeSantis y la fiscal general Ashley Moody. 
  • Aún cuando Hillary Clinton perdió Florida en 2016, ganó el condado de Miami-Dade por unos 30 puntos. En 2012, Barack Obama lo ganó por casi 24 puntos porcentuales. 
  • “El hecho de que los republicanos hayan ganado el condado más grande, ampliado su alcance en todo el estado, es enorme. Es una receta para el desastre para el Partido Demócrata. No tienen forma de ganar Florida sin Miami-Dade”, dijo a Vox Kevin Cabrera, exdirector estatal de Florida para la campaña 2020 de Trump y miembro recién elegido de la Comisión del Condado de Miami-Dade.

Las fallas de los demócratas

Según los republicanos, los demócratas en Florida han caído en su propia espada al seguir lo que ellos caracterizan falsamente como políticas "socialistas" que no resuenan entre los votantes del estado, reseñó Vox. 

  • Por su parte, para los floridanos, ha tenido que ver más con las exitosas campañas de los republicanos. 
  • Por ejemplo, en 2020, Trump publicó anuncios en español que comparaban a Biden con dictadores latinoamericanos como Fidel Castro, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, con el objetivo de capitalizar los temores de los latinos cuyas familias emigraron para escapar de regímenes socialistas fallidos.
  • Según los registros de la División de Elecciones de Florida, la población de votantes hispanos en el estado creció en más de 500 mil desde 2016 hasta agosto de 2022. 
  • Según analistas, también ha habido una falta de parte de los demócratas de no “ajustar” los mensajes de sus políticas para esta población, explicandolas. Por otro lado, desde 2020 ya se reportaba que el Partido Demócrata en Florida no estaba en las mejores condiciones en términos de recursos. 

 En recaudación de fondos durante las cuatro contiendas estatales no federales de este año, los demócratas están por detrás de los republicanos por alrededor de $170 millones y los resultados del martes por la noche reflejaron eso, señaló Vox. 

¿Y DeSantis?

Según seis estrategas políticos entrevistados por el Times/Herald, DeSantis está en una posición única para buscar la nominación republicana a la presidencia en 2024, incluso si el expresidente Donald Trump anuncia que se postula, reseñó Tampa Bay Times. 

  • DeSantis recaudó más de $100 millones de pequeños donantes en todo el país e incluso ha atraído donaciones de algunos de los donantes de Trump.
  • El gobernador se ha estado vendiendo a la clase de donantes adinerados que quieren detener al expresidente y empresario. 
  • DeSantis recibió cheques de $10 millones del director general de fondos de cobertura y filántropo Ken Griffin, quien ya ha expresado que “ya hay que dejar a Trump atrás” . Con el respaldo de personas como Elon Musk, el gobernador acumuló unos $200 millones contra el demócrata Charlie Crist. 
  • Después de la carrera por la gubernatura, se espera que le queden aproximadamente $100 millones que podrían ser desviados a una cuenta de la campaña presidencial federal, reseñó Tampa Bay Times. 

En una encuesta de Americano Media a votantes hispanos en octubre, se encontró que en una hipotética primaria republicana de 2024 con 16 nombres en la lista, Trump supera a DeSantis 48% - 30%. Nadie más obtiene más del 2%.

Anuncios en el horizonte

Según reportó The Washington Post, a finales de esta semana, varias figuras republicanas con fuertes posibilidades a ser contendientes de Trump en la candidatura presidencial 2024, incluyendo a DeSantis, asistirán a la reunión anual de la Coalición Judía Republicana en Las Vegas. 

  • DeSantis ha sido evasivo ante las preguntas sobre sus intereses presidenciales en varias ocasiones, pero este evento es la primera gran oportunidad después de las elecciones para que se presenten como alternativas a Trump.
  • La conferencia  se considera una tradicional llamada del partido que espera atraiga a los donantes interesados ​​en explorar posibles candidatos presidenciales, reseñó Yahoo News.

Fuente principal de la noticia: Vox

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS