Graban a trabajador de centro médico hablando con un fantasma
VIRAL. Entrada del Sanatorio Finochietto, clínica privada en Buenos Aires, donde se grabó el video viral del trabajador que atiende a un "fantasma". | Foto: Abel López.
COMPARTE

El pasado martes 15 de noviembre se viralizó un video en el que se ve a un trabajador de un centro médico "interactuar" con un supuesto fantasma. El hecho ocurrió en el Sanatorio Finochietto, ubicado en Buenos Aires, Argentina, y las imágenes fueron tomadas por las cámaras de seguridad del sitio.

La noticia se volvió tendencia por el hecho de que en los videos se aprecia cómo el guardia de seguridad se levanta al ver que se abren las puertas automáticas; luego, aparentemente le toma los datos a alguien que no se ve en la escena.

Segundos más adelante, en la misma secuencia, se ve cuando el mismo trabajador, un empleado de seguridad, ofrece una silla de ruedas sin ser aceptada por el "fantasma".

En los medios de comunicación locales se mencionó que los datos que habría anotado el trabajador (nombre, apellido y número de documento de identidad) correspondían a alguien que habría fallecido la noche anterior. Sin embargo, esto no se pudo comprobar.

En redes sociales fueron tendencia los dos videos. Los usuarios debatieron sobre distintas hipótesis: hubo quienes dijeron que se trataba de un “fantasma” o un alma que acababa de partir, otros afirmaron que lo ocurrido era una broma o incluso un tema de salud mental.

¿Pero, es real que era un “fantasma”?

Tras haberse viralizado el hecho, el doctor Guillermo Capuya, quien está a cargo de las relaciones institucionales del Sanatorio Finochietto, le dijo al medio Infobae que la situación estuvo “armada”. Resultando ser una broma.

Fuentes a cargo de la investigación interna del centro médico detallaron al medio La Nación que “las imágenes son ciertas, pero la historia no”. También explicaron que la puerta que se abre sola en el video es porque, al momento de la grabación, estaba dañada.

“Es la puerta de uno de los ingresos que está abierto fuera de las horas de atención, es el ingreso a la guardia. Como estaba rota, durante las 10 horas de la noche se abrió sola 28 veces entre la noche del jueves y la madrugada del viernes (11 de noviembre)”, puntualizaron.

Las fuentes explicaron que en ese momento el guardia de seguridad se encontraba solo. Aunque debía estar acompañado de otras dos personas. Una de ellas era su compañera, quien realizaba otras tareas. Y, por otro lado, un trabajador del departamento de admisiones, que para ese momento había ido al baño.

“La puerta se abre sola porque está rota. Entonces, a partir de ahí, se genera una historia. No hay un registro de ingreso de ninguna persona a esa hora. Este señor emula estar escribiendo algo, pero cuando vas al registro no aparece nadie”, agregaron a La Nación.

La versión oficial del centro médico fue respaldada por periodistas que se atendieron en los últimos días en el Finochietto.

Finalmente, y luego de lo sucedido, el sanatorio abrió una investigación en la que están recabando datos: “De lo que estamos seguros, es que no se trata de ningún fenómeno paranormal”, advirtieron.

Fuente principal de la noticia: La Nación.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS