Qué sabemos sobre los cigarrillos electrónicos que se han puesto de moda entre jóvenes y adolescentes y sus posibles riesgos en la salud
COMPARTE

Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas sobre los cigarrillos electrónicos:

  • Más de 2 millones de estudiantes de secundaria (entre los grados 6 y 12) vapearon el año pasado, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
  • Los cigarrillos electrónicos pueden afectar al desarrollo del cerebro en los adolescentes y aumentar el riesgo de adicción a otras drogas en el futuro. Además, los aerosoles que se inhalan al vapear contienen nicotina y sustancias químicas que causan cáncer.
  • Algunas de las marcas más populares entre los jóvenes estadounidenses comercializan cigarrillos electrónicos de forma ilegal, según la FDA.

Desde 2014, los cigarrillos electrónicos han sido el producto de tabaco más utilizado entre estudiantes de secundaria (grados 6 hasta el 12), según un estudio realizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Aunque vapear es menos dañino que fumar, también supone muchos riesgos para la salud. Te explicamos qué hábitos de vapeo tienen los jóvenes, cómo afectan estos cigarrillos a su salud, cómo prevenir que los usen y qué marcas los comercializan, en ocasiones, de forma ilegal.

Cigarrillos con sabores dulces y desechables: los hábitos de vapeo de los jóvenes

Más de 2 millones de estudiantes de secundaria (middle school, que contempla grados 6 al 8 y high school, que va del 9 al 12)  vapeaban en 2021, según el estudio de los CDC y la FDA, cuyos datos fueron publicados el 1 de octubre de 2021 en el Informe semanal de morbilidad y mortalidad. Aproximadamente, los niños en estos grados tienen entre 11 y 18 años de edad.

El uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes sigue siendo un grave problema de salud pública", afirma Karen Hacker, directora del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC en un comunicado.

De los jóvenes que fumaban cigarrillos electrónicos, 8 de cada 10 los elegían con sabores. Una cifra que, como destaca Mitch Zeller, director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA, muestra que “los cigarrillos electrónicos con sabor siguen siendo extremadamente populares” entre este sector de la población. En general, los más utilizados fueron los de fruta, postres u otros sabores dulces, menta y mentol.

Los cigarrillos electrónicos suelen tener una batería, un elemento calefactor (que calienta el contenido) y un lugar para verter el líquido correspondiente. Pueden estar disponibles en muchas formas y tamaños. Algunos han sido diseñados para parecerse a los cigarros, puros o pipas tradicionales, mientras que otros se asemejan a bolígrafos, memorias USB y otros artículos cotidianos. 

Los jóvenes utilizan sobre todo los dispositivos desechables (53.7%), seguidos de las cápsulas o cartuchos precargados o recargables (28.7%) y los tanques (9.0%), según el citado estudio.

Entre los estudiantes de high school que en 2021 utilizaban estos cigarrillos, el 26.1% reportó que suelen escoger la marca Puff Bar, seguida de Vuse (10.8%), SMOK (9.6%), JUUL (5.7%) y Suorin (2.3%). Los estudiantes de middle school usan sobre todo Puff Bar (30.3%) y JUUL (12.5%).

Inhalar sustancias dañinas y otros posibles riesgos para la salud de vapear

Las evidencias científicas indican que vapear es menos dañino que fumar. Pero, cuidado, porque, aún así, también supone muchos riesgos para la salud. Un gran estudio al respecto publicado en 2017 comparaba la exposición a sustancias tóxicas entre gente que había dejado de fumar y había vapeado durante una media de 16 meses con la de gente que había seguido fumando durante ese tiempo. Los resultados mostraban una enorme reducción en la exposición a sustancias carcinógenas y tóxicas en los vapeadores respecto a los fumadores. Eso sí, solo en aquellos que habían dejado completamente de fumar.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchos estudios sugieren que la mayoría de fumadores no cambia un hábito por el otro, sino que combina los 2, con lo que el efecto positivo o bien no se produce o bien se reduce considerablemente. 

Además, los CDC insisten en que quienes vapean pueden tener más probabilidades de fumar cigarrillos tradicionales en el futuro e incluso un mayor riesgo de adicción a otras drogas en el futuro

Por otro lado, no hay que olvidar que el vapeo también supone determinados riesgos. Al usar cigarrillos electrónicos, los usuarios pueden inhalar sustancias dañinas, según los CDC. Por ejemplo, nicotina, saborizantes como el diacetilo (un compuesto relacionado con la enfermedad pulmonar grave), sustancias químicas que causan cáncer y metales pesados ​​como el níquel, el estaño y el plomo.

Los CDC advierten que, para los usuarios, es difícil saber de qué está compuesta la sustancia gracias a la que funcionan este tipo de dispositivos. “Se ha descubierto que algunos cigarrillos electrónicos que se comercializan como que contienen cero por ciento de nicotina contienen nicotina”, señalan.

El organismo insiste en que la nicotina, además de ser altamente adictiva, puede afectar al desarrollo del cerebro de los adolescentes y dañar las partes que controlan la atención, el aprendizaje, el estado de ánimo y el control de los impulsos.

Para prevenir que los jóvenes vapeen, los CDC aconsejan a los padres informarse sobre los tipos de cigarrillos electrónicos que existen, qué formas tienen y qué peligros conllevan. También recomiendan hablar con los hijos sobre los riesgos que conlleva vapear y dejarles claro que esperan que no consuman estos cigarrillos. Ser “un ejemplo positivo” al no consumir tabaco también puede ser de utilidad.

Algunas marcas comercializan cigarrillos electrónicos sin la autorización pertinente

La FDA asegura estar actuando contra quienes venden o dirigen los cigarrillos electrónicos a los jóvenes. Cuando las empresas fabrican y distribuyen productos de tabaco no autorizados, la FDA suele emitir primero una carta de advertencia en un intento de lograr que cumplan la ley de forma voluntaria. 

Por ejemplo, el 6 de octubre de 2022 el organismo emitió una carta de advertencia a EVO Brands LLC y PVG2 LLC, una marca que comercializa estos dispositivos, por recibir y entregar cigarrillos electrónicos en Estados Unidos sin una orden de autorización de comercialización. Esta empresa opera bajo el nombre comercial de Puff Bar y es “una de las marcas más populares entre los jóvenes estadounidenses”. 

“Todos los cigarrillos electrónicos en el mercado sin la autorización previa a la comercialización exigida por ley se comercializan de manera ilegal y corren el riesgo de ser sancionados por la FDA”, advierte el organismo. Si la FDA documenta violaciones continuas, puede imponer sanciones monetarias o pedir al Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) que emita una orden judicial o solicite una incautación.

El DOJ, en nombre de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), ha solicitado mandatos permanentes en los tribunales federales de distrito contra 6 fabricantes de cigarrillos electrónicos. Es la primera vez que la FDA toma esta medida para hacer cumplir la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (FD&C, por sus siglas en inglés) para nuevos productos de tabaco. 

En Factchequeado publicamos en junio pasado una nota sobre qué sabemos sobre el efecto del vapeo en jóvenes y las empresas sancionadas.

Entre los fabricantes cuestionados están Morin Enterprises Inc (que opera bajo el nombre comercial de E-Cig Crib) en el distrito de Minnesota; Soul Vapor LLC, en el Distrito Sur de West Virginia; Super Vape’z LLC, en el Distrito Oeste de Washington; Vapor Craft LLC, en el Distrito Medio de Georgia; Lucky’s Convenience & Tobacco LLC (cuyo nombre comercial es Lucky’s Vape & Smoke Shop), en el Distrito de Kansas; y Seditious Vapors LLC (Butt Out), en el Distrito de Arizona. 

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS