Expertos aseguran que a la diabetes no se le da la importancia necesaria | Foto: Archivo - Pexels
COMPARTE

A la diabetes no se le presta la atención requerida en muchas ocasiones. Las palabras cáncer y VIH suelen causar más espanto, pero, "mata a mucho más personas que el cáncer y el VIH juntos, es una enfermedad que puede acortar la vida de las personas, en promedio 10 a 15 años si no está bien tratada", advierte el doctor Enrique Caballero.

El endocrinólogo, investigador y profesor de la Escuela de medicina de Harvard University aseguró durante una entrevista concedida al podcast Salud que la diabetes tipo 2 "es una enfermedad seria" y que "a veces no se le da el respeto, por así decirlo, que merece".

El comentario del especialista que ha estudiado esta enfermedad en la población hispana en Estados Unidos está sustentado además por las cifras emitidas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima que más de 400 millones de personas la padecen.

Esto es cuatro veces más de lo que se contó en la década de los 80. En el caso de América Latina, es la sexta causa de muerte.

No se cura, pero se controla

Aunque la diabetes es una enfermedad crónica, debido a que no tiene cura, sí se puede controlar. Se caracteriza porque los niveles de azúcar a los que se les llama glucosa están elevados en la sangre y eso trae como consecuencia que el páncreas no produzca suficiente insulina.

La insulina es una especie de llave que le abre las puertas a las células del cuerpo y permite la entrada de glucosa para ser usada como energía. Si esta hormona falla, el azúcar no llega a las células sino que se queda en la sangre, los niveles suben excesivamente y la persona se enferma.

Las causas

Caballero explica que la predisposición genética será siempre un factor muy influyente en los casos de diabetes: estima que aproximadamente del 25% al 35%, aunque, para él, todo va a depender de la carga genética que tenga cada individuo.

El estilo de vida también puede sumar puntos para que una persona padezca de diabetes, el médico menciona que el no tener buenos hábitos alimenticios y no hacer ejercicio puede marcar la diferencia entre alguien saludable y alguien con esta enfermedad.

¿Cómo veo las señales?

Entre los síntomas que pueden dar indicios de que alguien puede tener diabetes, el doctor mencionó el tener mucha sed, orinar con más frecuencia de lo normal, sentirse muy cansado, bajar de peso corporal sin estar haciendo nada para que eso ocurra.

Te puede interesar: ¿Tienes diabetes? Estos alimentos mejorarán tu salud

Caballero añade que si alguien tiene sospecha de padecerla, lo mejor que puede hacer es ir al médico, hacerse exámenes de sangre y esperar los resultados, que pueden ser tres: azúcar normal, diabetes o una etapa intermedia que se llama prediabetes.

Una enfermedad silenciosa y grave

El endocrinólogo afirma que existe la posibilidad de que una persona pueda tener la enfermedad durante 10 o 15 años y no presentar ningún síntoma, esto quiere decir que durante todo este tiempo "la persona se siente perfectamente bien".

Estudios afirman que en Estados Unidos, un tercio de los adultos son prediabéticos y el 90% de ellos ni siquiera lo sabe, por lo que es necesario que las personas se hagan evaluaciones preventivas cada cierto tiempo.

¿Qué pasa si soy diabético y no me cuido?

Si una persona con diabetes no se controla, todos los tejidos del cuerpo se verán comprometidos: una persona puede perder la vista, le puede faltar circulación al cerebro, tener problemas cardíacos, insuficiencia renal. Incluso, "hay gente que tiene problemas de lo que llamamos neuropatía, que es que los nervios no tienen la sensibilidad adecuada".

Otros problemas que pueden presentar quienes padecen de esta enfermedad es el desarrollo de úlceras e incluso, en ocasiones, "infecciones tan fuertes que no hay otra opción que amputar un pie o una pierna". La función sexual también se puede afectar grandemente si la diabetes no está bien controlada.

¿Cómo puede cuidarse un diabético?

Caballero detalla que existe el "método del plato", lo que describe como imaginar que se divide el plato en mitades. Una mitad debe estar llena de ensaladas vegetales, mientras que una cuarta parte debe ser para el arroz, las habichuelas (granos), papas o yuca y lo que resta para la proteína, que es el pollo, el pescado o la carne.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS