El líder de la minoría, Kevin McCarthy, puede convertirse en el Republicano más poderoso de Washington, D.C. FOTO: Bloomberg por Al Drago.
COMPARTE

La carrera hacia la presidencia de la Cámara de Representantes se complica para el actual líder de la minoría republicana, Kevin McCarthy, tras el anuncio del expresidente del Freedom Caucus, Andy Biggs, de que se postulará a ese cargo.

¿Qué significa?  

McCarthy ganó la  nominación del Partido Republicano para convertirse en el próximo presidente de la Cámara Baja, también conocido como orador o speaker,  pero la verdadera prueba será en enero, cuando los nuevos miembros asuman el cargo y realicen la votación decisiva.

  • McCarthy ganó la nominación republicana a la presidencia de la Cámara de Representantes 188 a 31 ante Biggs, una semana después de las midterms. 
  • El próximo 3 de enero, McCarthy tiene que obtener 218 votos de los 435 representantes de esa instancia para convertirse en presidente de la Cámara.
  • Sin embargo, dada la estrecha mayoría de 222 escaños de los republicanos, sólo puede darse el lujo de perder 4 votos.

Biggs, quien el mes pasado desafió a última hora a McCarthy en la votación de nominación republicana a presidente de la Cámara, dijo que cree que surgirá una alternativa “más consensuada” antes de la votación de enero, reseñó The Hill. 

La candidatura de Andy Biggs, representante de Arizona, brinda a los detractores de McCarthy un candidato al que apoyar, lo que complica aún más su ya peligroso camino hacia la presidencia, indica Axios. 

El expresidente del Freedom Caucus, conocido por ser el bloque más conservador  y de derecha de los comités dentro del partido rojo, anunció su candidatura en un artículo de opinión para el medio conservador Daily Caller, instando a sus colegas a "romper el sistema".

Cinco republicanos de la Cámara, todos miembros del Freedom Caucus, se han manifestado públicamente en contra de McCarthy, y solo uno ha dejado un margen de maniobra mínimo.

Según reportó USA Today, algunos republicanos moderados en la Cámara han dejado la puerta abierta para trabajar con los demócratas en elegir un orador aceptable para ambas partes.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS