OMS alerta altos niveles de resistencia a antibióticos
Las septicemias causadas por cepas resistentes de Escherichia coli y Salmonella spp. y las gonorreas resistentes han aumentado en por lo menos un 15 % en comparación con los niveles de 2017. Foto: Unsplash
COMPARTE

Un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pone de manifiesto elevados niveles de resistencia en bacterias causantes de septicemias potencialmente mortales. Así como una creciente resistencia a los tratamientos en varias bacterias que provocan infecciones comunes entre la población, según se desprende de los datos comunicados por 87 países en 2020.

Por primera vez, en el informe del Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos y de su Uso (Glass) se analizan las tasas de resistencia a los antimicrobianos. En relación con la cobertura de pruebas analíticas en cada país, así como las tendencias al respecto desde 2017 y datos sobre el consumo humano de antimicrobianos en 27 países.

“El informe revela que se describieron y notificaron elevados niveles de resistencia (por encima del 50 %) en bacterias que son causa frecuente de septicemia en hospitales, como Klebsiella pneumoniae o Acinetobacter spp. Para tratar estas infecciones potencialmente mortales se precisan antibióticos de último recurso, como los carbapenémicos”, se lee en el comunicado de la OMS.

Las cifras de la OMS

Un 8 % de las septicemias causadas por Klebsiella pneumoniae se mostraron resistentes a los carbapenémicos, lo que aumenta el riesgo de muerte por una infección no tratable. Las infecciones bacterianas comunes presentan cada vez mayor resistencia a los tratamientos.

Por otra parte, más del 60% de las cepas aisladas de Neisseria gonorrea, causante de una frecuente enfermedad de transmisión sexual, han mostrado resistencia a uno de los antibacterianos más utilizados por vía oral, la ciprofloxacina.

Más del 20 % de las cepas aisladas de E. Coli, que es el patógeno más común en las infecciones de las vías urinarias, resultaron resistentes tanto a los fármacos de primera línea (ampicilina y cotrimoxazol) como a los tratamientos de segunda línea (fluoroquinolonas).

“La resistencia a los antimicrobianos erosiona la medicina moderna y pone millones de vidas en peligro. Para aprehender realmente la magnitud de la amenaza mundial y organizar una respuesta de salud pública eficaz contra las antibiorresistencias debemos multiplicar los análisis microbiológicos y generar datos de calidad garantizada en todos los países, y no solo en los más ricos”. Afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Fuente principal de la noticia: Organización Mundial de la Salud

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS