FOTO: Archivo - EFE/EPA/Yuri Gripas / POOL.
COMPARTE

El Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) está revisando una serie de documentos que fueron encontrados en una antigua oficina del presidente Joe Biden. 

Los documentos fueron encontrados en noviembre de 2022, cuando los abogados de Biden limpiaron su antiguo despacho en el Centro Penn Biden para la Diplomacia y el Compromiso Global, una institución afiliada a la Universidad de Pensilvania y en donde Biden tuvo una oficina cuando dejó la vicepresidencia en 2017. 

Un asesor especial de Biden informó el jueves que otro grupo de documentos habían sido encontrados en un espacio de almacenamiento en el garaje de Biden, en su residencia de Wilmington, Delaware y había otro documento en una habitación adyacente. El presidente luego reveló que la otra ubicación era su biblioteca personal, reseñó AP. 

El fiscal general Merrick Garland designó a Robert Hur, exfiscal federal para el Distrito de Maryland, como asesor principal para investigar el hallazgo. 

Estos recientes hechos han llevado a inevitables comparaciones con el caso de los documentos de Mar-A-Lago y el expresidente Donald Trump, una investigación que también está desarrollando el Departamento de Justicia. Ahora bien ¿Cuáles son las diferencias?

Sobre el hallazgo de los archivos

Un comunicado de la Casa Blanca dijo que “una pequeña cantidad de documentos con marcas clasificadas”  fueron descubiertos el 2 de noviembre por los abogados personales del presidente en esa antigua oficina que él utilizó entre mediados de 2017, poco después de finalizar su vice presidencia, hasta inicios de 2020.

  • El comunicado indica que los abogados de la Casa Blanca notificaron ese mismo día a los Archivos Nacionales, la agencia federal independiente encargada de la preservación de la documentación gubernamental e histórica. La agencia tomó posesión de los archivos al día siguiente.  
  • En el caso de Trump, se alega que cuando el expresidente terminó su cargo, tomó los documentos clasificados, algunos marcados como altamente secretos, con total conocimiento.
  • Asimismo, Trump se negó a entregar los documentos durante meses e incluso después de recibir una citación, no devolvió todos los archivos que tenía en su poder. 

Sobre los documentos

The Washington Post reseña que no se sabe qué nivel de clasificación tienen los documentos encontrados en la oficina de Biden. Según CNN, se  incluían memorandos de inteligencia y materiales informativos, con fechas entre 2013 y 2016, que cubrían temas como Ucrania, Irán y Gran Bretaña.

  • Los abogados personales del presidente encontraron aproximadamente 10 documentos clasificados en la oficina, según reseñó Forbes.
  • En el caso de Trump, el DOJ dijo que la redada del FBI en agosto en Mar-A-Lago  encontró 13 mil documentos, incluidos 103 documentos clasificados y 18 etiquetados como ultrasecretos.
  • La forma como se designa los documentos con información sensible son: “confidential”, que es el nivel más bajo y señala que si la información se revela, se esperaría que causara “daños a la seguridad nacional”. 

Luego sigue “secret”, que indica que podría causar “daños severos”. El código de regulaciones federales incluye algunos ejemplos como “revelación de planes militares significativos u operaciones de inteligencia” o “comprometer desarrollos científicos o tecnológicos significativos relacionados con la seguridad nacional”. 

El nivel más alto es “top secret” que se esperaría que causara “daños excepcionalmente graves” a la seguridad nacional. Se supone que esta información debe recibir el más alto grado de protección.

Sobre la reacción a los hallazgos

Según la Casa Blanca, una vez que los documentos fueron encontrados, se notificó a los funcionarios de Archivos Nacionales y los documentos se entregaron de inmediato. 

  • Biden, quien estaba en México cuando se notificó del hallazgo, dijo que “le sorprendió saber que había registros del gobierno que fueron llevados allí a esa oficina” y que sus abogados no le han descrito los documentos.
  • Trump comparó la redada del FBI en su casa, que ocurrió luego de que se rehusara a entregarle los documentos a los Archivos Nacionales, con el allanamiento de la sede del Comité Nacional Demócrata en el complejo Watergate en 1972.

El expresidente estaba haciendo referencia al escándalo Watergate, que tuvo lugar a inicios de los años 70, bajo la presidencia del republicano  Richard Nixon, que inició con el robo de documentos de la sede de Comité Nacional Demócrata y un posterior intento de encubrimiento de los responsables por parte de esa administración y luego la renuncia del presidente. 

COMPARTE
últimas noticias