ALLANAMIENTO. Los estudiantes dijeron que los empujaron, patearon y golpearon con porras cuando los obligaron a salir de sus dormitorios. Foto: EFE
COMPARTE

En un operativo sorpresa, la policía peruana ingresó con vehículos blindados a la Universidad de San Marcos en Lima, el sábado, disparando gases lacrimógenos y deteniendo a más de 200 personas que habían llegado a la capital peruana para participar en protestas contra el gobierno, informó The Guardian. 

Los estudiantes dijeron que los empujaron, patearon y golpearon con porras cuando los obligaron a salir de sus dormitorios.

Esta semana, los manifestantes habían organizado una protesta denominada “la toma de Lima” para exigir la renuncia de la presidenta Dina Boluarte y la convocatoria inmediata de elecciones para renovar el Ejecutivo y el Congreso.

Las protestas en Perú

El allanamiento de la universidad se suma a la serie de eventos en el país suramericano que ya lleva seis semanas de disturbios. La Defensoría del Pueblo de Perú reportó a mediados de enero que desde diciembre 51 personas habían muerto en hechos relacionados con protestas y 722 han sido heridas.

  • Las manifestaciones, que estallaron en diciembre, y los posteriores enfrentamientos con las fuerzas de seguridad constituyen la peor violencia política que ha vivido Perú en más de dos décadas.
  • El Congreso decidió destituir y privar de libertad a Castillo luego de que este anunciara en cadena nacional la disolución del parlamento y el decreto de un gobierno de emergencia.
  • Siguiendo la constitución Dina Boluarte, entonces vicepresidenta del país, asumió el cargo de presidenta y por ello han surgido protestas.

Las protestas han puesto de manifiesto las profundas divisiones que existen en el país entre la élite urbana, concentrada en gran medida en Lima, y las zonas rurales pobres, donde los ciudadanos se han sentido a menudo relegados.

Cierre de Machu Picchu

En medio de las manifestaciones y con bloqueos de carreteras paralizando gran parte del país, las autoridades peruanas ordenaron el sábado el cierre “hasta nuevo aviso” de la ciudadela inca de Machu Picchu y el camino inca que conduce al sitio arqueológico.

  •  El sitio, declarado patrimonio mundial, es la mayor atracción turística de Perú y atrae a más de un millón de visitantes al año.
  • Los equipos de rescate evacuaron el sábado a más de 400 turistas varados en el sitio icónico, dijo el Ministerio de Turismo de Perú.
COMPARTE