brown pride
La estudiante de último año declaró a NBC News que organizó la protesta el 17 de enero. Credit: Courtesy Brenda Hernandez.
COMPARTE

Un video viral mostró el enfrentamiento entre estudiantes latinos y funcionarios escolares de Caldwell High School en Idaho: los jóvenes protestaban por el “orgullo moreno” o “brown pride”.

El brown pride es un símbolo de orgullo cultural que los jóvenes latinos están adoptando para mostrar sus raíces culturales. Pero también es considerado por funcionarios escolares como una señal de afiliación a pandillas.

En el video, que ya supera las 1,6 millones de vistas en TikTok, se aprecia cómo los estudiantes de esta escuela protestan porque no los dejan exhibir prendas culturalmente significativas con las palabras brown pride.

En el audiovisual Brenda Hernández, una estudiante latina de secundaria, aseguró que los funcionarios de la escuela le pidieron que se quitara una sudadera con capucha del "orgullo marrón", ya que puede considerarse racista y similar a usar una camisa del "orgullo blanco".

La estudiante de último año declaró a NBC News que organizó la protesta el 17 de enero. Participaron alrededor de 100 estudiantes latinos, quienes llevaron rosarios, banderas mexicanas, pañuelos y ropa inspirada en la herencia latina y el orgullo moreno.

Sin embargo, el grupo de estudiantes fue sacado del plantel y no se le permitió ingresar a las aulas hasta que se quitaran la ropa marrón y demás prendas relacionadas con la protesta.

Hernández contó que los funcionarios le solicitaron que se quitara el abrigo en los primeros días de diciembre. Comentó que ese día estaba sentada viendo una clase de economía cuando la llamaron desde la dirección del plantel y que un funcionario le informó que la reunión se debía a la sudadera que llevaba puesta.

“Él me decía: 'No puedes usarlo, porque tiene 'orgullo marrón'. Es como llevar una camiseta blanca del orgullo. La gente puede encontrarlo racista'”, comentó.

¿Las prendas del brown pride están asociadas a pandillas?

La joven dijo que la directora aseguró que la sudadera estaba relacionada con las pandillas y que recibió una amonestación en el código de vestimenta de la institución.

El manual de vestimenta Caldwell High School impide “usar, usar, llevar o exhibir cualquier otra ropa o atuendo de pandillas, o estilo, joyas, emblemas, insignias, símbolos, letreros, códigos, tatuajes u otras cosas o artículos que evidencien membresía o la afiliación a cualquier pandilla está prohibida en cualquier propiedad escolar o en cualquier actividad patrocinada por la escuela en cualquier momento".

Jessica Watts, directora de comunicaciones del Distrito Escolar de Caldwell, declaró a NBC News que una investigación hecha por funcionarios escolares demostró que el término brown pride está asociado con pandillas callejeras que operan al noroeste del país.

“Por lo tanto, según la Política del Distrito, los estudiantes no pueden usar ropa afiliada a pandillas. Entendemos que algunos estudiantes pueden estar preocupados por esta política”, comentó Watts.

Char Jackson, el oficial de información pública de la ciudad de Caldwell, explicó que hay dos principales pandillas de la región que están enfrentando: los Norteños y los Sureños.

El oficial también comentó que la policía de Caldwell descubrió un subgrupo de los Sureños llamados los Sureños del Orgullo Marrón, que opera desde hace dos años.

Dos días después de la protesta, la escuela secundaria Caldwell fue graffiteada con una etiqueta de "poder blanco" y a una camioneta blanca que estaba en la institución le escribieron “brown pride”.

Las autoridades locales informaron que estaban investigando el vandalismo y anunciaron que podría tratarse de un "acto de intimidación entre dos bandas callejeras criminales hispanas rivales de Caldwell".

¿Marca de ropa “sometida al estereotipo”?

La sudadera que portó la estudiante la fabricó Jefito Hats, una marca de la comunidad local fundada en 1997 que fabrica ropa de estilo chicano.

Sonny Ligas, el director del capítulo de Idaho de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos y propietario de Jefito Hats, comentó que se siente irritado porque las autoridades estereotipen la ropa del orgullo marrón.

“No estoy relacionado con pandillas: ¿cómo vamos a permitir que estas personas con sus palabras manchen una cultura de la que no saben nada?”, expresó Ligas.

Hernández, quien modela para Jefito Hats, comentó que había usado el abrigo otras veces para ir a clases y que no le habían llamado la atención antes.

La joven cree que usar ropa “culturalmente significativa proviene de una comunidad y es una forma de mostrar orgullo”.

COMPARTE